Revista leer

La novela de Nacho FaernaPrim. El ase­si­nato de la calle del Turco (Espasa)– se lee como por ensalmo no solo por el ritmo que le imprime su autor, sino por la pasión que tras­luce, la de la vida (y muerte) arre­ba­ta­das del gene­ral Juan Prim y Prats, fue en un prin­ci­pio guión tele­vi­sivo. A par­tir de él Faerna, ahora sin su coguio­nista Vir­gi­nia Yagüe, engarza los esla­bo­nes de una his­to­ria aún sin solu­ción –reciente toda­vía la exhu­ma­ción de la momia del Héroe de Cas­ti­lle­jos–. El libro de Nacho Faerna sitúa ahora en el cen­tro de la his­to­ria a Pérez Gal­dós, nove­li­za­dor de ella en La España trá­gica. Y lo cierto es que a pesar de la men­ti­ri­ji­lla de la por­tada –Don Benito no resuelve en esta novela el enigma, solo apunta solu­cio­nes– el autor cana­rio (y así fue si así os parece), en su con­di­ción de perio­dista de bata­lla, estuvo pre­sente en muchos de los esce­na­rios que aquí se cuen­tan, duelo Duque de Mont­pen­sier-Enri­que de Bor­bón, por ejem­plo. Ello le per­mite situarse en plano pri­vi­le­giado para cen­trar el cri­men de la Calle del Turco, donde “ya mata­ron a Prim, sen­ta­dito en su coche, con la Guar­dia Civil”. Que Mont­pen­sier, frus­trado aspi­rante a Rey de España (en su lugar ven­dría, tan efí­mero, Ama­deo I), tuvo bas­tante que ver no deja lugar a dudas. Que el óbito ocu­rriese en el mismo momento del aten­tado, y no días des­pués, ya es asunto de cába­las. Como las que Nacho Faerna pone en boca de Don Benito, espe­cie de detec­tive, mal­gré lui tal vez, en esta novela de inda­ga­cio­nes. Con su aquel sen­ti­men­tal; así la rela­ción fabu­lada de Pérez Gal­dós con una actriz, Clara, para ahon­dar más en el roman­ti­cismo, tar­dío si se quiere –los Her­ma­nos Béc­quer tie­nen tam­bién su cameo– de una época cabal­mente ilus­trada por este autor madri­leño (de 1967), guio­nista pró­digo para cine y tele­vi­sión, lo que no deja de evi­den­ciarse –posi­ti­va­mente– en el desa­rro­llo de la trama y diá­lo­gos de esta bien urdida novela. Que sitúa a Gal­dós en el Café La Ibe­ria a la hora del mor­tal aten­tado. Otros lo hacen en lo que hoy es el Café Comer­cial, enton­ces regen­tado por un cura. Un enigma más para la intrahistoria.

VICENTE ARAGUAS

prim-el-asesinato-de-lacalle-del-turco_9788467041873PRIM. EL ASESINATO DE LA CALLE DEL TURCO
Nacho Faerna
Espasa. Madrid, 2014
272 pági­nas. 19,90 euros
 
Una ver­sión de este artículo ha sido publi­cada en el número de octu­bre de 2014, 256, de la Revista LEER (pídalo en su quiosco y en libre­rías selec­cio­na­das. O mejor aún, sus­crí­bete).