Libros bajo el árbol

navidad en leer
Llega la Navi­dad. Es tiempo de com­par­tir… ¡las mejo­res lec­tu­ras de fin de año! Deja­mos bajo nues­tro fron­doso Árbol una intere­sante nómina de títu­los para que no echéis dema­siado de menos la sec­ción #unli­broal­día a la que con­ce­de­re­mos un pequeño des­canso hasta prin­ci­pios de enero. Lo hare­mos para poder con­cen­trar­nos en los pre­pa­ra­ti­vos de nues­tro feliz 30 aniver­sa­rio que acon­te­cerá en 2015, un año muy espe­cial que pro­mete ser de los más impor­tan­tes en la his­to­ria de la revista LEER.
 
  • Este 2014, Anagrama ha rever­de­cido su voca­ción con­tra­cul­tu­ral con el lan­za­miento de una nueva colec­ción. Com­pen­dium, que así se llama, es un home­naje per­so­nal de Jorge Herralde a Com­pen­dium Books, his­tó­rica libre­ría de van­guar­dia situada en Cam­den Town. De momento son cua­tro los títu­los que o bien reúnen en un solo tomo las prin­ci­pa­les obras de auto­res rele­van­tes del catá­logo de Anagrama o una sola obra “de gran ambi­ción y tone­laje”. Ojo, todas imper­di­bles: la His­to­ria del Cine de Gubern, las nove­las de la carre­tera de Kerouac, los tres libros de rela­tos que con­so­li­da­ron a Char­les Bukowski como el gran cro­nista de la cara B del sueño ame­ri­cano (Escri­tos de un viejo inde­centeLa máquina de follar y Erec­cio­nes, eya­cu­la­cio­nes, exhi­bi­cio­nes) y el com­pen­dio de las nove­las fun­da­men­ta­les de William Burroughs: Yon­qui, El almuerzo des­nudo y Queer.
  • En clave queer nació este año Dos Bigo­tes, edi­to­rial espe­cia­li­zada LGTB que pre­tende demos­trar que la lite­ra­tura escrita por homo­se­xua­les es apta para todas las orien­ta­cio­nes. Se han estre­nado recu­pe­rando a auto­res de geo­gra­fías más o menos insó­li­tas iné­di­tos o poco cono­ci­dos en nues­tro país, y han cerrado 2014 con Lo que no se dice, una colec­ción de once rela­tos a cargo de diver­sos auto­res que inter­pre­tan diver­sos aspec­tos y tópi­cos de la reali­dad nacio­nal (el fút­bol, la Igle­sia, la fami­lia, el fla­menco, el escol­tisme cata­lán) desde un enfo­que gay.
  • Hay que ver cómo está en los últi­mos tiem­pos el Reino de Cor­de­lia. Las más recien­tes refe­ren­cias de su catá­logo ofre­cen un buen número de joyas abso­lu­ta­mente rega­la­bles –para uno u otros– y para todos los gus­tos. Desde la nueva tra­duc­ción com­pleta y revi­sada de la Saga de los Forsyte con tra­duc­ción a cargo de Susana Carral –912 pági­nas en edi­ción de lujo, tapa dura con cua­der­ni­llos cosi­dos al hilo– hasta la edi­ción de las tiras com­ple­tas del pri­mer año de Barón Bean de George Herri­man (con pró­logo de nues­tra Ana Merino), el crea­dor de Krazy Kat y otros per­so­na­jes inol­vi­da­bles que en con­fron­ta­ción con Out­cault pro­ta­go­ni­za­ron la bata­lla perio­dís­tica entre William Ran­dolph Hearst y Pulit­zer en los años dora­dos de la prensa de masas en EE. UU. Pasando por La son­risa de las igua­nas de Pablo Sebas­tía Tirado, diver­tida sátira de la España de los recor­tes o las recu­pe­ra­cio­nes de un clá­sico del poli­cíaco espa­ñol como Días de guar­dar de Car­los Pérez Meri­nero, y Sic Tran­sit, tebeo icó­nico de la mítica revista Madriz.
  • Desde Gijón para el mundo, Laura San­do­val y Daniel Álva­rez Pren­des, res­pon­sa­bles de Hoja de Lata, están poco a poco cons­tru­yendo un deli­cioso catá­logo, diverso pero cohe­rente, en lo que es una de las más bri­llan­tes apor­ta­cio­nes recien­tes al relu­ciente pano­rama de la edi­ción inde­pen­diente en España. El último de sus títu­los abunda en su que­ren­cia por la narra­tiva de fron­tera. El ran­cho de la U Alada es la pri­mera entrega de la serie de nove­las del Oeste, iné­di­tas en España, que B. M. Bower ambientó en este lugar ima­gi­nado en la Mon­tana de prin­ci­pios del siglo XX. “Un viaje al Sal­vaje Oeste más plá­cido y desen­fa­dado que cabe ima­gi­narse, con romance incluido”, nos cuenta Laura en cari­ñosa misiva pre­na­vi­deña. ¡Pues nos los lo lle­va­mos de lec­tura vacacional!
  • Otra indie –y dis­cul­pen la pala­bra manida y equí­voca– de pri­mera es Dona­te­lla Ian­nuzzi, la lla­nera soli­ta­ria de Gallo Nero. Esta ita­liana afin­cada en España desde hace quince años nos deleita título a título; de los últi­mos, casi todos están entre nues­tros favo­ri­tos de 2014. La cró­nica del Giro de Ita­lia de 1949 de Dino Buz­zati, las cinco entre­vis­tas y comix del volu­men con­sa­grado en pri­ma­vera a Robert Crumb, las aven­tu­ras en moto­ci­cleta de los teddy boys que pro­ta­go­ni­zan Nebu­losa, el des­a­pa­re­cido guión de Paso­lini sobre la vida febril de cierta juven­tud mila­nesa en pleno auge eco­nó­mico a fina­les de los 50, y, en clave equi­va­lente, los jóve­nes pro­ta­go­nis­tas de La esta­ción del sol de Shin­taro Ishihara, autor tam­bién de El eclipse de Yukio Mis­hima, nos obli­gan a una dis­ci­plina lec­tora a prueba de dis­trac­cio­nes digitales.
  • Hom­bre orquesta, y nunca mejor dicho, Bruce Springs­teen debuta en lite­ra­tura con Outlaw Pete (Fora­jido Pete), adap­ta­ción y desa­rro­llo de su can­ción del mismo nom­bre incluida en su álbum de 2009 Wor­king on a Dream. El cuento está basado en su pro­pio recuerdo, cuando de niño apren­dió por voz de su madre la his­to­ria de Brave Cow­boy Bill, lo cual dio pie a su fas­ci­na­ción por el acervo cul­tu­ral del Sal­vaje Oeste. Ilus­trado por Frank Caruso, Outlaw Pete es una irre­sis­ti­ble incur­sión para niños y adul­tos, que puede y debe dis­fru­tarse en acción com­bi­nada con la música del Boss.
  • Más ilus­tra­dos para adul­tos: los de Reser­voir Books, el sello grá­fico de Pen­guin Ran­dom House. Lo indis­pen­sa­ble de unas les­bia­nas de cui­dado ofrece una pre­ciosa anto­lo­gía de las viñe­tas publi­ca­das por Ali­son Bech­del en diver­sas revis­tas esta­dou­ni­den­ses en los últi­mos vein­ti­cinco años, ade­más de más de 60 tiras nunca publi­ca­das hasta ahora en for­mato libro. Una puerta de acceso pri­vi­le­giada a la obra de esta autora pio­nera del cómic under­ground LGTB. En clave dis­tinta se pre­senta El libro verde de El Roto, ter­cera cata en forma de libro en la obra del genial Andrés Rábago que tam­bién publica Reser­voir Books, esta vez con el medio ambiente como tema vertebral.
  • He aquí uno de los últi­mos títu­los de Acan­ti­lado en este 2014 que ha visto des­a­pa­re­cer a su irrem­pla­za­ble crea­dor, Jaume Vall­corba. Sin­fo­nía napo­leó­nica de Ant­hony Bur­gess es una monu­men­tal novela en cua­tro movi­mien­tos que, a ima­gen de la sin­fo­nía Heroica de Beet­ho­ven, retrata a un Napo­león des­po­jado de la para­fer­na­lia ofi­cial, en la inti­mi­dad de su deli­rio visio­na­rio, rodeado de per­so­na­jes abo­rre­ci­bles, con una ober­tura dedi­cada a la infiel Jose­fina y una coda a la His­to­ria Uni­ver­sal. Bur­gess en estado puro de crea­ción y virtuosismo.
  • Hablando de vir­tuo­sismo: en nues­tro Extra de Navi­dad enco­mia­mos mere­ci­da­mente la última novela de Anto­nio Muñoz Molina. La apa­ri­ción en libre­rías de Como la som­bra que se va (Seix Barral) casi ha coin­ci­dido en el tiempo con el que se pos­tula como un com­ple­mento impres­cin­di­ble. En El tiempo en nues­tras manos, el his­to­ria­dor Justo Serna ana­liza algu­nas de las prin­ci­pa­les nove­las de Anto­nio Muñoz Molina, aque­llas que al cri­te­rio del autor mejor demues­tran sus “vir­tu­des rela­to­ras” y la prin­ci­pal par­ti­cu­la­ri­dad de la prosa del jie­nense: “su impli­ca­ción, su iden­ti­fi­ca­ción, su puesta en escena: con un yo que habla y se compromete”.
  • Edi­to­res: estu­dien el modelo Bla­ckie Books. Han dado en clavo para con­quis­tar a un público joven que según el tópico en cir­cu­la­ción es refrac­ta­rio a la lec­tura y al con­sumo de libros. En regis­tros de lo más variado, pero siem­pre con el cui­dado extremo de las edi­cio­nes y una pre­sen­cia pre­ciosa y reco­no­ci­ble, BB cau­tiva con cada una de sus refe­ren­cias. Desde el triun­fal Lolito a alguno de sus últi­mos lan­za­mien­tos: El mons­truo de Haw­kline de nues­tro vene­rado Richard Brau­ti­gan, ese mara­vi­lloso y reciente Modiano ilus­trado por Sempé que es Cat­he­rine, La cons­te­la­ción del Perro de Peter Heller o libros prác­ti­cos como su recu­rrente Kakebo, La guía defi­ni­tiva para autó­no­mos o La Agenda de tu futuro.
  • Tra­tán­dose de agenda hay otra muy desea­ble que es la Agenda lite­ra­ria 2015 de Alba. Aparte de la prac­ti­ci­dad que se le supone a todo objeto de su natu­ra­leza, viene exce­len­te­mente ade­re­zada con citas, efe­mé­ri­des y curio­si­da­des de la his­to­ria de la lite­ra­tura uni­ver­sal. “Pero no voy a des­cu­brir los deta­lles”: la pri­mera cita de la Agenda Alba, corres­pon­diente a la pri­mera semana del año y a Los her­ma­nos Kara­má­zov, es toda una invi­ta­ción a que la des­cu­bráis voso­tros mismos.
  • Ahora dos hete­ro­do­xos, con dos libros pre­sen­ta­dos pre­ci­sa­mente en Espa­cio LEER. El relato psi­quiá­trico de Alberto Masa en Incon­creta des­di­cha (Eolas) es una incur­sión en los pro­ce­lo­sos fon­dos de la mente, la enfer­me­dad, el Halo­pe­ri­dol y el alma humana, desde la expe­rien­cia y la extrema sen­si­bi­li­dad de ese joven pro­di­gio y per­so­naje que es Masa y a vuel­tas con su ángel negro. Daniel Ber­nabé, por su parte, ofrece en Tra­yecto en noche cerrada (Luper­ca­lia), con exce­lente pró­logo de Miqui Otero, una colec­ción de rela­tos aira­dos que ahon­dan en las injus­ti­cias y mez­quin­da­des de nues­tra socie­dad –fácil­mente reco­no­ci­ble la España de la última rece­sión–, cuando no peque­ños cuen­tos auto­bio­grá­fi­cos de un tipo sen­si­ble y con fir­mes con­vic­cio­nes que levan­tan acta de una suce­sión de lus­tro­sas derro­tas (¡que para sí las que­rría uno!).
  • Desde este otoño Jimena Larro­que imparte en Espa­cio LEER un taller de Lite­ra­tura Fran­cesa, Bel Ami, lla­mado así en honor a la novela de Guy de Mau­pas­sant. Y de Mau­pas­sant, ese orfe­bre del cuento de abso­luta vigen­cia, acaba de edi­tar Pasos Per­di­dos, en tra­duc­ción de Luisa Jua­na­tey, Yvette. La edu­ca­ción sen­ti­men­tal de la joven del título, cierto bova­rismo de chica capi­ta­lina y mun­dana, su insa­tis­fac­ción ante los recla­mos de la buena socie­dad en la que vive acom­pa­ñando a su cor­te­sana madre, la infruc­tuosa bús­queda de su pro­pia iden­ti­dad… Una joya.
  • En este reper­to­rio navi­deño no podía fal­tar Nór­dica, uno de los sellos, junto a otros como Libros del Zorro Rojo –que en este 2014 ha cum­plido diez años y pro­ta­go­niza la sec­ción Los Otros Edi­to­res de nues­tro Extra de Navi­dad–. De sus últi­mos lan­za­mien­tos nos gus­tan par­ti­cu­lar­mente La cata, uno de los más bri­llan­tes rela­tos de Roald Dahl, en tra­duc­ción de Íñigo Jáu­re­gui y con esti­mu­lan­tes ilus­tra­cio­nes de Iban Barre­ne­txea; y por supuesto la adap­ta­ción a novela grá­fica, a cargo de David Zane Mai­ro­witz y el artista checo Jaro­mír 99, de El cas­ti­llo de Kafka.
  • Tam­poco que­re­mos olvi­dar a Nevsky Pros­pectsespe­cial­mente con su vin­cu­la­ción, a tra­vés de Fábu­las de Albión, a la exci­tante corriente del Steam­punk. «que se está rele­vando como uno de los movi­mien­tos clave de nues­tro aún emer­gente siglo XXI». La anto­lo­gía Retro­fu­tu­ris­mos, edi­tada por Marian Womack, es un autén­tico impres­cin­di­ble navi­deño: Félix J. Palma, Sofía Rhei, Rubén Sán­chez Tri­gos, Noemí Sabu­gal, Luis Gua­llar, Joseph Reme­sar, Ángel Luis Suca­sas
  • ¡Y cómo no citar alguna obra del gran “após­tol de los escép­ti­cos” de recu­rrente pre­sen­cia en nues­tras pági­nas (vaya la reivin­di­ca­ción por delante)! Recién sacada del horno, C.S. Lewis y la Igle­sia Cató­lica de Joseph Pearce (Pala­bra). ¿Se habría con­ver­tido al cato­li­cismo de haber vivido veinte años más? No lo sabe­mos ni lo sabre­mos, es la reali­dad, por mucho que nos empe­ñe­mos. Lo único cierto es una debi­li­dad común en los lec­to­res incon­di­cio­na­les de Lewis: en algún momento del reco­rrido biblio­grá­fico, que­rer hacer ver que jugó en nues­tro pro­pio campo. Pero incluso tomando mera­mente la cues­tión como motor de natu­ra­leza retó­rica, nadie podría negarle al pres­ti­gioso experto Joseph Pearce haber encon­trado una clave per­fecta para desa­rro­llar un agudo aná­li­sis del pen­sa­miento lewi­siano, sobre todo a la hora de plan­tear de forma cla­rí­sima la lucha del ilus­tre autor durante su con­ver­sión “para des­en­ma­ra­ñar las dife­ren­tes filo­so­fías con­ten­dien­tes por alcan­zar la supre­ma­cía en su cabeza y su corazón”.
  • La anglo­fi­lia, exal­tada invo­lun­ta­ria­mente siem­pre por Lewis entre sus acó­li­tos, tiene en estas fechas una pro­yec­ción espe­cial gra­cias a Pompa y cir­cuns­tan­cia (Fór­cola). Reviste los cali­fi­ca­ti­vos de “serena y pon­de­rada, inmune a la mala nota de lo angló­filo en España, nacida de un afecto por la cul­tura inglesa que ha que­dado puri­fi­cado de cre­du­li­da­des y entu­sias­mos acrí­ti­cos”. El gran logro de Igna­cio Peyró con esta obra excep­cio­nal es que sus pági­nas, efec­ti­va­mente, tal y como pro­me­ten, no se ven daña­das en ame­ni­dad por la eru­di­ción y pue­den ser  tanto “acom­pa­ñan­tes de viaje” como inte­grar un legí­timo “volu­men de con­sulta en el fondo de la biblioteca”.
  • En esta línea de ofre­cer cono­ci­mien­tos eru­di­tos de forma tan acce­si­ble y esti­mu­lante como genuina, des­taca la His­to­ria mínima de la mito­lo­gía (Tur­ner) que Car­los Gar­cía Gual pre­sentó recien­te­mente en Madrid en un encuen­tro cul­mi­nante en apa­sio­nante debate con los escri­to­res Félix de Azúa y Andrés Tra­pie­llo, y el cate­drá­tico Anto­nio Guz­mán al que asis­ti­mos. Versó sobre la mate­ria en pro­fun­di­dad, los ries­gos de su per­ver­sión en las cir­cuns­tan­cias edu­ca­ti­vas vigen­tes y las difi­cul­ta­des para su trans­mi­sión a los jóve­nes en la actua­li­dad. Y nos die­ron ganas no sólo de releer el libro sino tam­bién de reco­men­darlo viva­mente como regalo navi­deño entre las nue­vas generaciones.
  • Más suge­ren­cias en este campo lle­gan en cas­cada desde dife­ren­tes habi­ta­cio­nes de la misma casa, Anaya. Por un lado, de Alianza nos aguar­dan títu­los entre el espu­mi­llón como ¿Qué es filo­so­fía polí­tica y otros ensa­yos? de Leo Strauss y Pre­gun­tas al aire de José Miguel Viñas.
  • De Cáte­dra, por otra parte, bri­lla con una luz espe­cial la deli­ciosa y muy meri­to­ria colec­ción de Letra popu­la­res con El mago de Oz de L. Frank Baum (nueva tra­duc­ción con repro­duc­ción de las 24 lámi­nas que W. W. Dens­low realizó ex pro­feso para la pri­mera edi­ción) y El espejo en el espejo de Michael Ende (¡que sea una lec­tura tan mara­vi­llosa como la de El pon­che de los deseos en Noche­vieja!). En el terreno más puro de crí­tica y ensayo lite­ra­rio, es nece­sa­rio des­ta­car La narra­tiva japo­nesa: del Gengi Mono­ga­tari al manga.
  • Dando réplica en Gran­des Temas, Cul­tu­ras del ero­tismo en España, 1898–1939, pri­mer volu­men aca­dé­mico dedi­cado al «estu­dio de la sen­sua­li­dad irre­ve­rente y pro­caz de la cul­tura popu­lar espa­ñola de la pri­mera mitad del siglo XX»; en Bási­cos Arte Cáte­dra, Intro­duc­ción al Arte Occi­den­tal del siglo XIX (aná­li­sis de los ima­gi­na­rios visua­les que iden­ti­fi­can el período de 1780 a 1880); y en Letras His­pá­ni­cas, reco­men­da­mos Dra­ma­tur­gas del siglo XXI que recoge obras de Lola Blasco, Anto­nia Bueno, Diana de Paco Serrano, Juana Esca­bias, Beth Escudé i Gallès, Aiz­pea Goneaga, Diana I. Luque, Gra­cias Mora­les, Itziar Pas­cual, Car­men Resino y Vanesa Sotelo.
  • Ade­más, por supuesto, cabe ensal­zarse una vez más el amplio valor didác­tico de otras pro­pues­tas que hacen de muchos clá­si­cos de la colec­ción refe­ren­cia de Cáte­dra, Letras Uni­ver­sa­les, las mejo­res edi­cio­nes del mer­cado. Es el caso de La escuela de los mari­dos. La escuela de las muje­res de Molière, Quinto y último libro de Pan­ta­gruel y los Sone­tos de William Sha­kes­peare (edi­ción bilin­güe del Ins­ti­tuto Sha­kes­peare, pre­pa­rada por Jenaro Talens y Richard Waswo), cuyas intro­duc­cio­nes, como viene siendo la tónica habi­tual, brin­dan el tono per­fecto para la más apa­sio­nante y rica de las lecturas.
  • Es tam­bién en Cáte­dra donde encon­tra­mos dos lan­za­mien­tos pun­te­ros de cine (colec­ción Signo e Ima­gen), muy ape­te­ci­bles en estas fechas navi­de­ñas tan pro­pi­cias no sólo para cier­tos visio­na­dos tra­di­cio­na­les sino tam­bién para refle­xio­nar sobre ellos con los mejo­res exper­tos nacio­na­les. Es el caso de la mítica Guía del cine de Car­los Agui­lar (el dic­cio­na­rio de pelí­cu­las más extenso y variado en len­gua espa­ñola, con pelí­cu­las de toda índole y nacio­na­li­dad, desde el cine mudo hasta el pre­sente año) y de Jim Jar­musch por los inse­pa­ra­bles Car­los Tejeda e Hila­rio J. Rodrí­guez, coin­ci­dente con la lle­gada en DVD de la pelí­cula Sólo los aman­tes sobre­vi­ven del acla­mado cineasta para un com­pleto plan de cine casero, seguido del más entu­siasta colo­quio, al calor del hogar.
  • Final­mente, el lujo en la mesa de Navi­dad con la colo­sal y pre­ciosa edi­ción de Las mil y una noches de Ata­lanta (tres tomos con estu­che), hon­rando por todo lo alto, con máxima ambi­ción, al clá­sico de la lite­ra­tura orien­tal más cele­brado en Occi­dente con la exce­lente tra­duc­ción que los ara­bis­tas de la Uni­ver­si­dad de Bar­ce­lona J. A. Gutiérrez-Larraya y Leo­nor Mar­tí­nez rea­li­za­ron en los años 60 (la pri­mera ver­sión ínte­gra del árabe al espa­ñol).
MAICA RIVERA y BORJA MARTÍNEZ

Anímate a comentar.

el milagro original del leer

resucitar

Adriana Hidalgo

Lucia Berlin

vervuert

navona

dracena

canalla

cazador de ratas

tan poca vida

el innombrable

club leteo