El mapa del tesoro de los libros en Madrid

mapaazulb

ESTAMOS DE ENHORABUENA: los pere­gri­na­jes del biblió­filo madri­leño ya no serán a cie­gas. Hay que agra­de­cér­selo a las edi­to­ria­les del grupo Con­texto (Libros del Aste­roide, Impe­di­menta, Nór­dica, Peri­fé­rica y Sexto Piso) que ayer pre­sen­ta­ron en Tipos Infa­mes El pri­mer mapa de las libre­rías de Madrid, un prác­tico docu­mento des­ple­ga­ble que regis­tra la ubi­ca­ción de 122 esta­ble­ci­mien­tos con­sa­gra­dos a la lite­ra­tura en la almen­dra cen­tral de la capital.

A este feliz pro­yecto en papel se le quiere dar con­ti­nui­dad (ampliarlo de año en año) y una ambi­ciosa pro­yec­ción (expan­dirlo a zonas de la peri­fe­ria de la capi­tal y tam­bién a otras ciu­da­des), como des­tacó San­tiago Tobón, de Sexto Piso. «Lan­za­mos un guante para que se unan agen­tes públi­cos y pri­va­dos», afirmó Luis Solano de Libros del Aste­roide a pro­pó­sito de un Mapa que nace como una guía “útil, no mera­mente tes­ti­mo­nial, orien­tada a gene­rar un vínculo de ser­vi­cio con el librero”, explicó Enri­que Redel, res­pon­sa­ble de la edi­to­rial Impedimenta.

Ges­tado a lo largo de muchos meses, con un lógico “agra­de­ci­miento al inte­rés que las libre­rías, en un mer­cado cada vez más com­pli­cado, vie­nen mos­trando por nues­tros sellos”, el Mapa de libre­rías de Madrid no oculta el afán de “devol­ver al librero ese apoyo pres­tado”, en pala­bras de Diego Moreno, edi­tor de Nór­dica. Sin ánimo de pro­mo­verse como una acción par­ti­cu­lar de Con­texto, aspira a tener un alcance amplio para lle­gar a todos los lec­to­res, no exclu­si­va­mente a los fide­li­za­dos por las cinco edi­to­ria­les implicadas.

La apa­ri­ción del mapa coin­cide con un momento clave para el efer­ves­cente sec­tor de la edi­ción inde­pen­diente, impe­lido a seguir dando pasos deci­si­vos en la cons­truc­ción de un tejido empre­sa­rial pro­pio. Lo corro­bora la adhe­sión explí­cita de estos cinco pro­fe­sio­na­les a una viva estra­te­gia de “poten­cia­ción del mer­cado del libro no sólo desde una posi­ción comer­cial de edi­to­res sino tam­bién como artí­fi­ces del dis­curso cultural”.

Esta y otras accio­nes de los edi­to­res de Con­texto, así como de otros sellos de su misma natu­ra­leza, cobran sen­tido en un marco nacio­nal de drás­ti­cos recor­tes públi­cos en mate­ria cul­tu­ral, donde, ade­más, “el sec­tor indus­trial del libro, uno de los más poten­tes de la cul­tura espa­ñola, viene con­tando con muchas menos ayu­das públi­cas que otras dis­ci­pli­nas artís­ti­cas”, recordó Julián Rodrí­guez, res­pon­sa­ble de Peri­fé­rica. Ante esta coyun­tura, Con­texto hace hono­res a su acta fun­da­cio­nal, en la que mani­fiesta la inten­ción de ir más allá de aus­pi­ciar desde sus catá­lo­gos las mejo­res publi­ca­cio­nes (a tra­vés de un com­pro­miso más ele­vado “con nues­tra reali­dad y aque­llos que nos acom­pa­ñan día a día”), recu­pe­rando la figura del librero como inter­lo­cu­tor esen­cial y pres­crip­tor cul­tu­ral en la ciu­dad.

_KP_8982

De izquierda a dereha, Luis Solano (Libros del Aste­roide), San­tiago Tobón (Sexto Piso), Enri­que Redel (Impe­di­menta), Diego Moreno (Nór­dica) y Julián Rodrí­guez (Peri­fé­rica), durante la pre­sen­ta­ción del Mapa de Libre­rías de Madrid edi­tado por Con­texto (foto: Kike Para).

Este her­moso pro­yecto enar­bola pues un fuerte apoyo a las libre­rías inde­pen­dien­tes, un esla­bón de la cadena del libro espe­cial­mente vin­cu­lado a la labor de las peque­ñas edi­to­ria­les (tal y como unos y otros expli­ci­ta­ron en el encuen­tro de libre­ros y edi­to­res cele­brado en Espa­cio LEER en vís­pe­ras de la última Feria del Libro de Madrid). Ayer fue Enri­que Redel, en nom­bre del resto de miem­bros de Con­texto, quien sub­rayó la estre­cha rela­ción de sus sellos con los libre­ros: “Somos lo que somos gra­cias a ellos, y segui­mos apren­diendo de ellos”.

Pero el mapa “incluye igual­mente cade­nas y gran­des libre­rías, por­que hay bue­nos libre­ros en todas par­tes, que­re­mos tra­ba­jar y dia­lo­gar cor­dial­mente con libre­ros de dife­ren­tes signo e impe­dir que se reduzca el espa­cio des­ti­nado a los libros para dejar paso a otros pro­duc­tos”, pun­tua­liza Rodrí­guez. En cohe­ren­cia con esta aper­tu­rista toma de posi­ción, el Mapa, ade­más de hacer énfa­sis en la libre­ría como espa­cio diná­mico de cul­tura, se ofrece como “herra­mienta turís­tica para la ciu­dad”; de hecho, tam­bién va a difun­dirse en pun­tos de infor­ma­ción de la capital.

El mapa de libre­rías de Madrid que las edi­to­ria­les de Con­texto han pre­sen­tado hoy en @tiposinfames mola mucho.

Una foto publi­cada por Revista / Espa­cio LEER (@revistaleer) on

Tam­poco renun­cian los edi­to­res a la fina­li­dad lúdica de un Mapa dise­ñado “para jugar, por­que aso­cia el libro al ocio, al con­cepto de libre­ría como ali­ciente para dar vida a los barrios”, des­tacó Diego Moreno. De tras­fondo, y como colo­fón, Redel reveló que sub­yace una “reivin­di­ca­ción del libro en papel desde los pun­tos de difu­sión y venta de la literatura”.

MAICA RIVERA (@maica_rivera)

Hay 5 comentarios

Escribe una respuesta

el milagro original del leer

resucitar

Adriana Hidalgo

Lucia Berlin

vervuert

navona

dracena

canalla

cazador de ratas

tan poca vida

el innombrable