#leer254: Camino de Perfección

PortadaLeerJulio2014

El Camino de San­tiago es sin duda una de las vías ver­te­bra­les de Europa. Recu­pe­rada en las últi­mos déca­das como reclamo espi­ri­tual, via­jero y turís­tico, goza hoy de una envi­dia­ble salud, par­ti­cu­lar­mente exul­tante con la lle­gada del verano, cuando lo reco­rren miles de pere­gri­nos de todo el mundo. La con­me­mo­ra­ción del octavo cen­te­na­rio de la visita de Fran­cisco de Asís a Com­pos­tela nos sirve para vol­ver al Camino y sucum­bir a la ten­ta­ción anda­riega y espi­ri­tual de sus múl­ti­ples iti­ne­ra­rios y des­víos, y los recla­mos de natu­ra­leza diversa que los flanquean.

Sin poder aguar­dar al pró­ximo Jaco­beo, que ten­drá lugar en 2021, nos demo­ra­mos en la(s) ruta(s) de la mano de auto­res impor­tan­tes y exper­tos en las múl­ti­ples con­no­ta­cio­nes –reli­gio­sas, his­tó­ri­cas, artís­ti­cas, mági­cas y lúdi­cas– del Camino. Camino de per­fec­ción, tomando pres­tada la fór­mula de Teresa de Ávila, que más de tres siglos des­pués recu­peró Baroja para titu­lar el vaga­bun­deo espa­ñol de su Fer­nando Oso­rio. Como tal enten­dió a buen seguro Fran­cisco de Asís su pere­gri­naje a Com­pos­tela. Espe­cial aten­ción, no podía ser de otro modo, merece la figura de San Fran­cisco, el pove­re­llo, cuyo ascen­diente quiso reivin­di­car el Papa Ber­go­glio tomando su nom­bre; segui­mos sus hue­llas en España –Jesús Villaa­mil ras­trea los luga­res de Fran­cesco en San­tiago de Com­pos­tela– y en Ita­lia –Raquel G. Álva­rez reco­rre el Camino de San Fran­cisco, que dis­cu­rre por el Valle Santo Reatino y con­cluye en Roma–. Y lo lle­va­mos a por­tada de la mano genial de uno de nues­tros ilus­tra­do­res de cabe­cera, David Pin­tor, en año de gra­cia por la suce­sión de pre­mios inter­na­cio­na­les –el más reciente otor­gado por la publi­ca­ción nor­te­ame­ri­cana Com­mu­ni­ca­tion Arts– y autor de la mara­vi­llosa inter­pre­ta­ción jaco­bea de San Fran­cisco que abre –y se abre, ya que es des­ple­ga­ble– el Extra de Verano y estas pági­nas muy especiales.

Maquetación 1Es el aca­dé­mico de la Len­gua José María Merino el encar­gado de rom­per el hielo con una evo­ca­ción sobrada de elo­cuen­cia y algu­nos con­se­jos para andar y leer el Camino. Le siguen, entre otros, Manuel Rivas, Julio Lla­ma­za­res, Ramón Lou­reiro, Antón Cas­tro, Javier Huerta, Víc­tor F. Frei­xa­nes, Noemí Sabu­gal, Roge­lio Blanco, Vicente Ara­guas, Tomás Val o David Felipe Arranz hablando de mitos, leyen­das, gria­les, ocas y demás reali­da­des más o menos tan­gi­bles vin­cu­la­das al Camino. Car­men Pugliese, eru­dita jaco­bea, glosa la figura de Elías Valiña, el sacer­dote de O Cebreiro crea­dor y difu­sor de la fle­cha ama­ri­lla del Camino, y nos des­cu­bre las biblio­te­cas jaco­beas; Anto­nino Nieto con­versa con Darío Xoan Cabana, tra­duc­tor al galego de I fio­retti de San Fran­cisco; Paco López-Barxas des­vela las con­cu­pis­cen­cias secu­la­res del Camino, que de eso tam­bién ha habido, y mucho; Alfonso Arranz reco­rre el Camino del vino a tra­vés de las muchas varie­da­des y deno­mi­na­cio­nes de ori­gen que lo flan­quean; y Gon­zalo Per­nas con­fronta dos figu­ras en con­me­mo­ra­ción: la del pro­pio San Fran­cisco y El Greco, que tuvo oca­sión de repre­sen­tar al santo de Asís en varias ocasiones.

Todo esto y mucho más en el tema de por­tada del Extra de Verano de LEER. Un número para dis­fru­tar y para guar­dar (dis­po­ni­ble en quios­cos, libre­rías y en el Quiosco Cul­tu­ral de ARCE).

Hay 2 comentarios

Escribe una respuesta

el milagro original del leer

resucitar

Adriana Hidalgo

Lucia Berlin

vervuert

navona

dracena

canalla

cazador de ratas

tan poca vida

el innombrable