Historia y propaganda

LA HISTORIA ES EL RELATO DEL HECHO, NO EL HECHO. Por eso, como dis­ci­plina aca­dé­mica, está con­de­nada a rees­cri­bir el pasado. Puede hacerlo cons­tru­yendo mitos o con la modes­tia del inves­ti­ga­dor que se limita a sacar a la luz los datos, los docu­men­tos y las prue­bas que per­mi­ten reven­tar los mitos, esos refu­gios de la iden­ti­dad hechos de amne­sia. Con ese mate­rial obje­tivo, se podrá arti­cu­lar un relato dotado de cierto orden, asu­mido el carác­ter racio­nal, aun­que inago­ta­ble, de lo real. Es en el olvido u ocul­ta­ción de datos y en las inter­pre­ta­cio­nes, habi­tual­mente ancla­das a pre­jui­cios o pereza men­tal, y en la forja de mitos, donde se teje y difunde la pro­pa­ganda. Por eso, un libro como el de Iván Vélez sobre la Leyenda Negra anti­es­pa­ñola es tan nece­sa­rio. Por eso, tam­bién, ape­nas será tenido en cuenta en los medios. La obra está hecha de esa impa­ga­ble y a veces tediosa labor de reco­pi­la­ción de datos, de res­peto escru­pu­loso a las fuen­tes, de bús­queda de las refe­ren­cias docu­men­ta­les. Ese empe­ci­na­miento aca­dé­mico per­mite estruc­tu­rar y ofre­cer una expli­ca­ción lo más vero­sí­mil y neu­tra posi­ble que se aleje de sec­ta­ris­mos y des­monte, en el plano vir­tual de la dia­léc­tica, la supe­rio­ri­dad moral del que juzga sin saber. De ahí que esa neu­tra­li­dad no sea impar­cial. Es com­ba­tiva. Pero más allá del debate eru­dito e his­to­rio­grá­fico, la des­truc­ción de estos mitos sólo es efi­caz si dis­pone de difu­sión mediá­tica que enlace con los pro­ble­mas polí­ti­cos actua­les, como el libro hace opor­tu­na­mente, y si se incor­pora a los pro­gra­mas de estudios.

La his­pa­no­fo­bia implí­cita en la pro­pa­ganda negro­le­gen­da­ria se aglo­mera en torno a dos ele­men­tos fun­da­men­ta­les: La Inqui­si­ción espa­ñola y el des­cu­bri­miento de Amé­rica. Estos fenó­me­nos his­tó­ri­cos son desde muy pronto recu­bier­tos de toda una mito­lo­gía que super­pone oscu­ri­dad y demo­ni­za­ción sobre hechos y datos. Gene­ra­li­za­ción de la culpa y nega­ción de la com­ple­ji­dad de los hechos son ras­gos defi­ni­to­rios del agit-prop anti­es­pa­ñol. Como dejó dicho Julián Marías, “la Leyenda Negra con­siste en que, par­tiendo de un punto con­creto, que pode­mos supo­ner cierto, se extiende la con­de­na­ción y des­ca­li­fi­ca­ción de todo el país a lo largo de toda su his­to­ria, incluida la futura”.

JOSÉ SÁNCHEZ TORTOSA

 

9788490550298SOBRE LA LEYENDA NEGRA
Iván Vélez
Edi­cio­nes Encuen­tro. Madrid, 2014
327 pági­nas. 24 euros
 
Una ver­sión de este artículo ha sido publi­cada en el número de noviem­bre de 2014, 257, de la Revista LEER. Cóm­pralo en quios­cos y libre­rías, o mejor aún, sus­crí­bete.

Hay un comentario

Escribe una respuesta

el milagro original del leer

resucitar

Adriana Hidalgo

Lucia Berlin

vervuert

navona

dracena

canalla

cazador de ratas

tan poca vida

el innombrable

club leteo