Ortega en la encrucijada

La rebe­lión de las masas ven­dió, en el momento de su publi­ca­ción, al comienzo de la década de los 30, 100.000 ejem­pla­res en España y 300.000 en Ale­ma­nia. Un dato que ilus­tra la pro­yec­ción de José Ortega y Gas­set y el clima de efer­ves­cen­cia polí­tica, inte­lec­tual y social en el que desa­rro­lló su vida y su obra.

Los años 20 y 30 son los años de Ortega, pero tam­bién el punto de con­fluen­cia de varias gene­ra­cio­nes de pen­sa­do­res y escri­to­res espa­ño­les: las del 98, la del 14 y la del 27. Los años 20 y 30 son los de la putre­fac­ción del régi­men de la Res­tau­ra­ción, los años de la Repú­blica, el auge de los tota­li­ta­ris­mos, la pro­pa­ganda, la prensa de par­tido y la bús­queda de la liber­tad polí­tica. Son, al final, los de la quie­bra del par­la­men­ta­rismo que, en cierto modo, Ortega supo anti­ci­par. Y lo anti­cipó igual que disec­cionó los pro­ble­mas de España en Medi­ta­cio­nes del Qui­jote, donde un joven y ya maduro Ortega –habla­mos de 1914– da cuenta de su filo­so­fía, nunca sis­te­má­tica pero sí muy clara y pegada a su tiempo; y, sobre todo, en La España inver­te­brada, de comien­zos de la década siguiente: estos pro­ble­mas son el sepa­ra­tismo y la ausen­cia de los mejo­res. Ambos guia­rán prác­ti­ca­mente toda su obra.

Ortega es qui­zás el filó­sofo espa­ñol más impor­tante del siglo XX. Criado en bra­zos de perio­dis­tas, su fami­lia es la fun­da­dora de El Impar­cial, perió­dico libe­ral, pró­ximo al socia­lismo huma­nista de estirpe euro­pea y pos­t­re­vo­lu­cio­na­rio. En esas mis­mas pági­nas firmó sus pri­me­ros artícu­los. Cri­ti­caba la escle­ro­sis del con­ser­va­du­rismo. No obs­tante su última columna denun­ció el mismo mal en el Par­tido Libe­ral. Ortega no cono­cía matri­mo­nios polí­ti­cos. Era un rege­ne­ra­dor que creyó caduca la monar­quía como des­pués la Repú­blica. Él no enten­dió el nuevo régi­men pero sus polí­ti­cos tam­poco supie­ron com­pren­der la opor­tu­ni­dad que esta­ban perdiendo.

Su inde­pen­den­cia le trajo pro­ble­mas en 1936. Salió de España, como tan­tos otros inte­lec­tua­les que hubie­ran con­tri­buido a cons­truir un país mejor, en el pri­mer verano de la Gue­rra. Pri­mero hacia Ali­cante, luego hacia Mar­se­lla. Vive pos­te­rior­mente en Bue­nos Aires y en 1943 en Lis­boa. Regresó a España en 1945, pero nunca se ins­taló de forma defi­ni­tiva. El fran­quismo inter­pretó que aun­que había que leerle como libe­ral podía per­mi­tír­sele la entrada como teó­rico de las éli­tes. No per­dió el con­tacto ni con Marías ni con Mara­ñón. Con ambos trató de reedi­fi­car el libe­ra­lismo y el rege­ne­ra­cio­nismo en España.

portada-jose-ortega-gassetSu vida no puede leerse sepa­rada de su obra. Y eso lo sabe muy bien el extra­or­di­na­rio ensa­yista y pro­fe­sor que es Jordi Gra­cia, a quien ya cono­ce­mos por su bio­gra­fía sobre Dio­ni­sio Ridruejo. Gra­cia es cate­drá­tico de Lite­ra­tura e incrusta a la per­fec­ción a Ortega en el mundo cul­tu­ral del momento; su obra en su vida y tam­bién en el tiempo.

La bio­gra­fía de Gra­cia forma parte de la colec­ción Espa­ño­les emi­nen­tes que ha lan­zado en los dos últi­mos años la edi­to­rial Tau­rus. Nin­guno de los tra­ba­jos des­me­rece el pres­ti­gio del que se está dotando la colec­ción. Y todos los per­so­na­jes selec­cio­na­dos son, sin duda, espa­ño­les emi­nen­tes. De momento, del siglo XX con­ta­mos con las bio­gra­fías de Una­muno y Ortega. Sin duda dos de los gran­des nom­bres de uno de los siglos que per­dió España.

José Ortega y Gas­set se lee como un relato de la vida de Ortega, pero sobre todo ha de enten­derse como pin­ce­la­das de filo­so­fía en un con­texto mar­cado por el cri­sol de las ideas. Gus­tará a quien se interese por la His­to­ria de la prensa y a quien quiera hacer un ejer­ci­cio de pre­sen­tismo y delei­tarse con la tarea rege­ne­ra­dora de los inte­lec­tua­les del momento. Toda­vía enton­ces, muchos de ellos esta­ban libres de con­ta­min­ción de ideas tota­li­ta­rias y muy lejos de ser inte­lec­tua­les orgá­ni­cos. Jordi Gra­cia ha escrito, en defi­ni­tiva, un libro sobre el pen­sa­miento libre.

CLAUDIA MARTÍN

Anímate a comentar.

el milagro original del leer

resucitar

Adriana Hidalgo

Lucia Berlin

vervuert

navona

dracena

canalla

cazador de ratas

tan poca vida

el innombrable