Voix Vives: poesía a viva voz

DSCN1179

«Qué vacía y silen­ciosa se queda Toledo sin vues­tros ver­sos». Dice Ali­cia Es. Mar­tí­nez, direc­tora de Voix Vives Toledo, por toda des­pe­dida tras la traca poé­tica final que ayer domingo explo­sio­naba con noc­tur­ni­dad y ale­vo­sía, de Medi­te­rrá­neo en Mediterráneo.

DSCN1454

Ali­cia Es. Mar­tí­nez, direc­tora de Voix Vives Toledo.

Del 2 al 4 de sep­tiem­bre, fue la Plaza de la Poe­sía y el Arte Modesto (plaza del Ayun­ta­miento) el cora­zón del Voix Vives, donde LEER, revista cola­bo­ra­dora del fes­ti­val, hizo tam­bién guar­dia para no per­der deta­lle con vis­tas a la crónica.

Desde allí, durante todo el fin de semana, acon­te­ció un bom­beo masivo, fluido, de poe­tas al resto de la ciu­dad, que subie­ron y baja­ron cues­tas de pie­dra y lírica, calle arriba y calle abajo, bien arro­pa­dos por orga­ni­za­do­res, volun­ta­rios, edi­to­res y sim­pa­ti­zan­tes. Del Museo Sefardí al ham­mam, pasando por el puente de Alcán­tara, el Museo de Santa Cruz, las esca­le­ras del Arco de la San­gre, patios, azo­teas y talle­res de artis­tas… cru­zando el mismo río Tajo hasta lle­gar al cas­ti­llo de San Ser­vandoToledo fue poe­sía a susu­rros y a gri­tos, poe­sía en len­gua de sig­nos (¡meri­to­ria ini­cia­tiva!), que hoy sigue reso­nando, como sus anti­guas leyen­das, en los muros, los arte­so­na­dos y los rin­co­nes más román­ti­cos de la ciudad.

Jun­tos y revuel­tos
Las tres inten­sas jor­na­das, desde pri­me­ras horas de la mañana hasta la madru­gada, se desa­rro­lla­ron en un clima cálido (amén de cal­deado por las ele­va­das tem­pe­ra­tu­ras) y dis­ten­dido, mucho más allá de la cor­dia­li­dad entre auto­res y públi­cos, entre pro­fe­sio­na­les y edi­to­res com­pro­me­ti­dos con la causa poé­tica como Fran­cisco Javier Gon­zá­lez de Juglar, Marta Trou­blant de Tigres de papel, Inés Pra­di­lla de Cana­llaJosé Ramón Alar­cón de Ver­sos y Tra­zos  y Alfredo Copeiro de Des­crito… Durante el tra­siego de cada acti­vi­dad, reci­tal y colo­quio, de cada con­ver­sa­ción a pie de case­tas, se hizo muy visi­ble que el inter­cam­bio de impre­sio­nes, ale­jado de com­pe­ti­ti­vi­da­des poco ren­ta­bles en el sec­tor de la edi­ción inde­pen­diente («com­pe­ti­ti­vi­da­des poco habi­tua­les», en cual­quier caso, como corro­bo­ra­ron los par­ti­ci­pan­tes), se apro­ve­chaba tam­bién para gene­rar pla­ni­fi­ca­cio­nes en firme a las que LEER se com­pro­me­tió a rea­li­zar per­ti­nente seguimiento.

Por la acer­tada selec­ción de títu­los para el fes­ti­val de Petra Díaz-Ropero, men­ción aparte merece la libre­ría Hoja­blanca, donde podrán adqui­rirse los pró­xi­mos núme­ros de LEER

Sig­ni­fi­ca­tivo del ambiente cola­bo­ra­tivo y de rica plu­ra­li­dad de voces, hay que sub­ra­yar que el libro estre­lla fue la anto­lo­gía Voix Vives 2016, avan­zada en el número de sep­tiem­bre de LEER, el más ven­dido por Huerga y Fie­rro seguido por su Credo quia con­fu­sum de Fer­nando Arra­bal. El ter­cer título con mejo­res ven­tas en esta caseta impres­cin­di­ble del fes­ti­val fue Las nacio­nes del llanto del vete­rano perio­dista de cul­tura Manuel de la Fuente, junto a la nota­ble aco­gida de la Poe­sía esen­cial, en edi­ción bilin­güe, de Bob Kauf­man.

Todas las edi­to­ria­les con­fir­ma­ron haber lle­vado sus títu­los más espe­cia­les, más que­ri­dos, como explicó Lidia López de Las­tura a LEER, en refe­ren­cia a La luci­dez del Esquizo de Gra­ciela Zárate. Al hacer cuen­tas des­taca entre sus mejo­res ven­tas las del libro de poe­sía infan­til de esta misma autora, Poe­mas para dibu­jar en voz alta: «Ha sido un triunfo entre niños y maes­tros, que se acer­ca­ban bus­cando nuevo mate­rial didác­tico para sus cla­ses». Tam­bién informa de la óptima aco­gida de En tiem­pos sin nom­bres de la pro­pia Ali­cia Es. Mar­tí­nez.

Tam­bién a modo de con­clu­sión, Miguel de la Quin­tana de Amar­gord ensalza que «Voix Vives siem­pre tuvo un encanto espe­cial, sobre todo para la poe­sía, y ha sido mara­vi­lloso poder cono­cer de pri­mera mano, con la pre­sen­cia de los auto­res, las pro­pues­tas que vie­nen rea­li­zán­dose en Egipto, Pales­tina, Israel, Iraq, Irán, Siria y Alge­ria en momen­tos com­pli­ca­dos incluso para dichos paí­ses, una expe­rien­cia poé­tica sin igual y con una vera­ci­dad inigua­la­ble, sen­si­bi­li­dad máxima para la con­cien­cia». Res­pecto a los libros más ven­di­dos del sello, asom­bra con la varie­dad regis­trada, igua­lando pro­pues­tas como Hura­cana de Ambar PastTrema de Yas­mín MorenoMuros mar­ca­dos con tiza de Felipe Zapico, Novun­que (ver­te­bre romane) de Begonya Pozo, Del amor de los amos y del poder de los escla­vos de Matías Esca­lera Fugi­tivo feis­bu­kero de Pedro Ver­dejo.

DSCN1279

Petra Díaz-Ropero, librera de Hojablanca.

 

Men­ción aparte merece la libre­ría Hoja­blanca (donde podrán adqui­rirse los pró­xi­mos núme­ros de LEER), con Petra Díaz-Ropero defen­diendo el fuerte librero en la plaza del Ayun­ta­miento, y una selec­ción exqui­sita y ecléc­tica de títu­los, muy acer­tada en la onda del «para todos los públi­cos», con mucho tino desde Niñez (Calam­bur) del vete­rano Gamo­neda hasta Pro­nós­tico llu­via, ¿quie­res calarte con­migo? de la joven María Caba­ñas (Frida). Fue, por cierto, en el bal­cón de Hoja­blanca donde se batie­ron en apa­sio­nado duelo poé­tico, la mañana del pasado domingo, Pedro Ver­dejo y Felipe Zapico.

A todas las pro­pues­tas poé­ti­cas y su corres­pon­diente puesta en escena, cabe aña­dir­les el éxito, por su sen­ci­lla fres­cura y ori­gi­na­li­dad, de dos ini­cia­ti­vas pre­sen­ta­das como «pla­tos fuer­tes» del fes­ti­val, que se con­fir­ma­ron como tales: la impac­tante Sig­no­danza (Sin­gu­lair Plu­rail) y los diver­ti­dos «auxi­lios poé­ti­cos» con Lemot­bu­lle.

MAICA RIVERA (@maica_rivera)

 

Hay un comentario

Escribe una respuesta Clic para cancelar respuesta.

Responder a Voix Vives: poesía a viva voz (Leer) | Libréame Cancelar respuesta

resucitar

Adriana Hidalgo

Lucia Berlin

albert vuelve a casa

vervuert

navona

dracena

canalla

cazador de ratas

tan poca vida

el innombrable

club leteo