Revista leer

Treinta años des­pués de la apa­ri­ción del pri­mer número de LEER, dedi­ca­mos el Extra de Verano de nues­tro 30º aniver­sa­rio a rein­ter­pre­tar algu­nos de los temas, repor­ta­jes y artícu­los publi­ca­dos enton­ces. Hemos vuelto a aquel pri­mer LEER que lle­gaba a los quios­cos en junio de 1985 y tras releer con curio­si­dad sus temas y repor­ta­jes (muchos toda­vía hoy vigen­tes, otros pro­fé­ti­cos y algu­nos, cómo no, obso­le­tos) lle­ga­mos a la con­clu­sión de que resul­ta­ría per­ti­nente y enri­que­ce­dor tomar buena parte de ellos y poner­los al día, repli­car­los, con­tra­de­cir­los, dar­les la vuelta como un cal­ce­tín o poner­los ante el espejo de la reali­dad cul­tu­ral de 2015. El resul­tado es un con­junto hete­ro­gé­neo y de extra­or­di­na­rio inte­rés, que como enton­ces ofrece una ins­tan­tá­nea plau­si­ble del pequeño gran mundo de la cul­tura, la edi­ción y la lite­ra­tura en nues­tro país.

img-150624184546-0001
Con­sulta el “fac­sí­mil” digi­tal del pri­mer número de LEER.

Siem­pre actua­li­zando con­te­ni­dos de aquel pri­mer número, nos reen­con­tra­mos con Marina Mayo­ral, José María Merino y Fer­nando Sava­ter, pro­ta­go­nis­tas de uno de los prin­ci­pa­les repor­ta­jes de enton­ces, titu­lado “Tres escri­to­res de los 80”; Juan Gómez Bár­cena y Juan Soto Ivars refres­can las cla­ves del manual del per­fecto escri­tor novato; renun­cia­mos a la afir­ma­ción pesi­mista de que “los jóve­nes leen poco y mal” y explo­ra­mos las cos­tum­bres digi­ta­les de una nueva y entu­siasta gene­ra­ción de lec­to­res arre­mo­li­nada en torno a blogs, webs y book­tu­bers de la mano de Marta Caba­llero; P. Una­muno encuen­tra en la Red un fenó­meno de expan­sión y demo­cra­ti­za­ción del cono­ci­miento para­lelo, aun­que ele­vado a la enésima poten­cia, al que enton­ces ofre­cían las colec­cio­nes de quiosco; de un canon de here­de­ros del ‘boom’ ibe­roa­me­ri­cano ensa­yado en 1985 pasa­mos en 2015 a fijar­nos, con Javier Mora­les, en algu­nos auto­res ibe­roa­me­ri­ca­nos que prac­ti­can la escri­tura en España –Clara Obli­gado, Patri­cio Pron, Juan Car­los Mén­dez Gué­dez, Lena Yau y Laia Jufresa–; de nuevo Marta Caba­llero toma el pulso a las otras lite­ra­tu­ras espa­ño­las –cata­lana, gallega y vasca– que hace tres dece­nios se des­pe­re­za­ban tras la dic­ta­dura; regre­sa­mos a Por­tu­gal acom­pa­ña­dos de Pablo Fidalgo y que, frente a la reivin­di­ca­ción de la «des­co­no­cida lite­ra­tura por­tu­guesa» de aquel número inau­gu­ral, ensaya una bellí­sima evo­ca­ción lite­ra­ria de un exi­lio volun­ta­rio en Lis­boa; Lorenzo Silva hace inven­ta­rio de las reser­vas de la que ya enton­ces pare­cía una mina “inago­ta­ble”, la novela negra; Alberto Sán­chez Medina cer­ti­fica la ago­nía de la novela eró­tica que en 1985 diag­nos­ti­caba Ana Ros­setti y vuelve a Bukowski en com­pa­ñía de Aure­lio Lou­reiro; y es que el mal­di­tismo de ayer se ha que­dado hoy en mero postureo, y Jordi Coro­mi­nas lo demues­tra; y para con­cluir, Vicente Ara­guas nos aclara si en lo que con­cierne a las “detes­ta­bles letras de la música ligera”, cual­quier tiempo pasado fue mejor.

Por delante de todo ello, una estampa des­ple­ga­ble muy espe­cial: el dibujo que Luis Eduardo Aute nos regaló para el Pre­mio de Perio­dismo Cul­tu­ral José Luis Gutié­rrez. Cele­bra­mos con él la apa­ri­ción de Gira­lu­nas. Un home­naje a Luis Eduardo Aute (Sony) de 16 ban­das y artis­tas espa­ño­les; y por supuesto el 30º aniver­sa­rio de LEER. Todo esto y mucho más en un número excep­cio­nal que ya está en la calle (sus­crí­bete ahora y recí­belo en casa).