Y pese a todo

Garduño_MiguelAngelVivas

Tenía­mos una cuenta pen­diente con Juan de Dios Gar­duño desde hace un lus­tro. Ocu­rría que en el verano de 2009 por estas mis­mas fechas esti­va­les, asis­tía­mos al des­per­tar del zombi patrio en la Semana Negra de GijónAllí cono­cía­mos a Manel Lou­reiro, des­en­ca­de­nante del fenó­meno en España con su tri­lo­gía Apo­ca­lip­sis Z (Dol­men y des­pués Plaza & Janés). Fue el comienzo de un segui­miento, exhaus­tivo y crí­tico, que empren­di­mos del boom edi­to­rial rela­cio­nado con los no-muertos cuyo abor­daje aca­ba­mos her­ma­nando con el de otras cria­tu­ras veci­nas del museo del horror, los vam­pi­ros, desde las pági­nas de un vis­toso repor­taje de por­tada de LEER, un año des­pués, en sep­tiem­bre de 2010. Ape­nas unos meses antes, en des­afor­tu­nada coin­ci­den­cia con un cie­rre de pre­vi­sio­nes, veía la luz Y pese a todo de la mano de Dol­men. Es decir, la obra de Gar­duño se nos que­daba fuera de la nómina de títu­los como objeto de estu­dio por una mera cues­tión cir­cuns­tan­cial y for­tuita. Y hasta el pre­sente día, no había­mos tenido oca­sión de resar­cir­nos. Pero llega la opor­tu­ni­dad de hacerlo. De hacerlo, ade­más, a conciencia.

extinction_portada_guion_retractilado.inddEl trans­curso de todo este tiempo nos ha con­ce­dido una ines­ti­ma­ble pers­pec­tiva en pano­rá­mica. Con­clui­mos que es ahora y no antes, justo en este punto de la lite­ra­tura de género postapo­ca­líp­tico y de ciclo Z, cuando las pági­nas de Juan de Dios Gar­duño están lla­ma­das a cobrar pleno sig­ni­fi­cado. Es un pál­pito, tras la pre­sen­ta­ción de la nueva edi­ción de la novela que ahora publica Ste­lla Maris y nos llega con el anun­cio del inmi­nente estreno de su adap­ta­ción cine­ma­to­grá­fica por Miguel Ángel Vivas. Escri­tor y cineasta estu­vie­ron arro­pa­dos en el acto ofi­cial por Eduard Gon­zá­lez, direc­tor edi­to­rial de Ste­lla Maris, y José Car­los Somoza, uno de los ficha­jes estre­lla del catá­logo del sello que apa­drina con plena con­vic­ción, desde hace años, la causa Gar­duño: «Atrás que­dan los tiem­pos en los que los mons­truos eran ame­ri­ca­nos», afirmó para abrir fuego. Lo cierto es que los cua­tro con­ven­cie­ron de la soli­dez de la pro­puesta compartida.

Si éste se alza como un momento abso­lu­ta­mente pro­pi­cio para la publi­ca­ción de la novela con nue­vos bríos es por­que nos la con­tex­tua­li­zan desde una mirada lim­pia, muy aper­tu­rista, que fuerza los engra­na­jes para poner los ojos más allá del género zombi hacia –opi­na­mos– acer­ta­dos derro­te­ros. La pelí­cula lle­gará a la pan­ta­llas espa­ño­las el pró­ximo 14 de agosto, guio­ni­zada por el pro­pio direc­tor con Alberto Marini, y rodada en inglés con Matt­hew Fox, Jeffrey Dono­van, Quinn McCol­gan y Clara Lago. Y pro­mete. Las pri­me­ras imá­ge­nes que hemos tenido opor­tu­ni­dad de ver nos han dejado lite­ral­mente sin aliento. Y no somos un público fácil, así que, lec­to­res y espec­ta­do­res afi­cio­na­dos del género, parece que esta­re­mos de enhorabuena.

Aten­ción por­que la saga de 28 (días y sema­nas) des­pués podría que­darse corta ante la pro­puesta visual de Vivas. Ape­nas diez minu­tos han bas­tado para hacer­nos cam­biar de opi­nión: es posi­ble que aún no lo haya­mos visto todo en esta sub­cul­tura del género. Y la pro­yec­ción esta­dou­ni­dense de la pelí­cula hace que toda ambi­ción parezca poca.

* Foto inicio: Asís G. Ayerbe

MAICA RIVERA (@maica_rivera)

Hay un comentario

Escribe una respuesta

el milagro original del leer

resucitar

Adriana Hidalgo

Lucia Berlin

vervuert

navona

dracena

canalla

cazador de ratas

tan poca vida

el innombrable