Revista leer
FicciónNo Ficción

Algunos buenos libros (I)

La historia de una obra maestra del arte contemporáneo, el cine a través de sus clichés, el último fetiche de Blackie Books, un libro inútil y precioso y una novela poético-histórica sobre los orígenes de Europa. Una selección de libros recién llegados a LEER.

rasrasRosendoCidDibujo de Rosendo Cid.

Una tarde bochor­nosa de agosto de 1973, Franck Mau­bert expe­ri­mentó una suerte de epi­fa­nía. Estaba en Saint-Paul-de-Vence para visi­tar la expo­si­ción sobre El Museo ima­gi­na­rio de André Malraux. En un patio de la Fun­da­ción Maeght encon­tró un ejem­plar de El hom­bre que camina, la pieza icó­nica que en el pri­mer invierno de la segunda pos­gue­rra mun­dial, des­pués de un cuarto de siglo de tra­bajo, inves­ti­ga­ción y refle­xión, alum­bró Alberto Gia­co­metti en su estu­dio de París como aca­bada sín­te­sis del ser humano y su con­di­ción. Comenzó a llo­ver, y bajo las gotas géli­das y a la luz apo­ca­líp­tica de la tor­menta el ado­les­cente Mau­bert se quedó a solas en aquel patio con El hom­bre que camina, «entre­gado al vér­tigo» de un diá­logo que llega hasta hoy. Aquel encuen­tro íntimo modi­ficó «mi forma de ver, de obser­var una escul­tura. Per­te­nece a mi pai­saje inte­rior». Y de esa rela­ción de una vida surge este breve ensayo, El hom­bre que camina, tra­du­cido para Acan­ti­lado por Núria Petit. Una pequeña pieza maes­tra que sitúa en la his­to­ria, y en la his­to­ria del Arte, el gran logro de Gia­co­metti coin­ci­diendo con la gran retros­pec­tiva que el Museo Gug­gen­heim de Bil­bao dedica al artista suizo. 

portada

EL HOMBRE QUE CAMINA
Franck Mau­bert
Acantilado

 

Des­cu­bri­mos a Alfredo Moreno hace un año en la pre­sen­ta­ción, en la libre­ría La Buena Vida de Madrid, del libro colec­tivo sobre Mélies edi­tado por Libros del Innom­bra­ble. A Moreno corres­pon­dió aque­lla tarde expli­car breve y efi­caz­mente la figura del poli­fa­cé­tico pio­nero del cine, inven­tor de su arte­sa­nía (apli­ca­ción de su con­di­ción de ilu­sio­nista), del pacto implí­cito, del shock latente, de la intriga al fin. Su elo­cuen­cia nos llevó a su blog, 39escalones, que es un alarde de cono­ci­miento sin asomo de pedan­te­ría. Tam­bién a su novela Car­tago Cinema. Llega ahora Her­mo­sas men­ti­ras (Limbo Errante), que es una capri­chosa his­to­ria del cine a par­tir de una serie de catas temá­ti­cas esta­ble­ci­das por Moreno. Un libro eru­dito y ambi­cioso que merece toda la aten­ción de los aman­tes del cine que van que­dando, y que casi siem­pre gus­tan de pro­lon­gar en la lec­tura el pla­cer reci­bido de la pan­ta­lla. Pasión para­lela e irre­sis­ti­ble. Los libros de cine siguen engan­chando, quizá por­que, como dice Moreno en el pre­fa­cio de su libro, «escri­bir de cine es hablar de la vida, es jugar a expli­car­nos a noso­tros mismos».

portada-HM-media

HERMOSAS MENTIRAS
Tópi­cos y cli­chés en el cine
Alfredo Moreno
Limbo Errante

 

Tan blando por fuera, que se diría todo de algo­dón, que no lleva hue­sos. Sólo sus tapas son duras como las de los boni­tos libros juve­ni­les de antaño. El último de Bla­ckie Books apunta de nuevo a la codi­cia sim­bó­lica de esa franja de público des­cu­bierta por la edi­to­rial bar­ce­lo­nesa, una sólida comu­ni­dad de com­pra­do­res entre los 20 y los 39 que sobre todo desde Lolito encuen­tra en sus boni­tos libros una coar­tada, una seña de iden­ti­dad y a veces una buena lec­tura. Voz­de­vieja es como de cos­tum­bre pre­cioso. Viene encua­der­nado con el estam­pado de uno de los ves­ti­dos infan­ti­les favo­ri­tos de su autora, Elisa Vic­to­ria. «Era fresco y cómodo, me encan­ta­ban los colo­res y cuando me lo ponía ape­nas se metían con­migo», explica la autora sevi­llana del 85, que, des­pués de dos libros edi­ta­dos por Esto no es Ber­lín, cola­bo­rar en las publi­ca­cio­nes habi­tua­les entre los escri­to­res con voca­ción de moder­ni­dad de su gene­ra­ción –Ten­ta­cio­nes, Vice, El Estado Men­tal– y par­ti­ci­par en el pro­yecto de Fer­nando Marías Hijos de Mary She­lley, publica esta novela auto­bio­grá­fica ambien­tada en el verano del 93 –aun­que la escena ini­cial tenga lugar en una pesa­di­llesca noche de Reyes con Magos de pega–, narrada en pri­mera per­sona por Marina, 9 años, que a los com­ple­jos y terro­res de niña rara tiene que sumar los pro­ble­mas de sus mayo­res, par­ti­cu­lar­mente los de una madre pelín ines­ta­ble. Muchos gui­ños y refe­ren­cias a la cul­tura popu­lar gene­ra­cio­nal y meri­dio­nal, con visi­tas oca­sio­na­les al mismo par­que que ins­pira la loca­li­za­ción de Cara de pan, la reciente novela de Sara Mesa. Dos expre­sio­nes bien dis­tin­tas de la narra­tiva actual se encuen­tran en Amate

9788417552138

VOZDEVIEJA
Elisa Vic­to­ria
Bla­ckie Books

 

«Sen­ta­dos en el banco de un par­que, refle­xio­ne­mos lite­ra­ria­mente y pose­mos invi­si­bles». Es una de las 44 reco­men­da­cio­nes que acom­pa­ña­das de dibu­jos a bolí­grafo azul –como el que enca­beza esta entrada– depo­sita el artista y escri­tor gallego Rosendo Cid en Los con­se­jos no son un buen sitio para que­darse, edi­tado con la pul­cri­tud y exce­len­cia habi­tua­les por Ima­nol Bér­tolo en su sello Pape­les Míni­mos. Un libro per­fec­ta­mente inú­til, como tan­tos libros pre­cio­sos e impres­cin­di­bles. Entre el afo­rismo y la gre­gue­ría, Cid nos con­ta­gia de pala­bra y tinta de un bené­fico aliento surrea­lista, medi­ci­nal en este tiempo de obje­ti­vi­da­des infec­cio­sas. Bús­quenlo y llé­ven­selo. Con este último título de Pape­les Míni­mos nos llega ade­más la última pla­quette de su colec­ción Los monos de duplex, que trae “Inva­sión de Irak”, un poema iné­dito de Fer­nando San­mar­tín, uno de los letrahe­ri­dos zara­go­za­nos que apre­cia­mos en LEER.

consejos_01

LOS CONSEJOS NO SON UN BUEN SITIO PARA QUEDARSE A VIVIR
Rosendo Cid
Pape­les Mínimos

 

Deli­cado como el gato de tinta y seda de Gyo­kusho Kawa­bata que ilus­tra su por­tada, y como el amor de uno de sus muchos per­so­na­jes, Fra­ter Lucius, del scrip­to­rium del monas­te­rio de Saint-Riquier, por el gato negro que cada noche se cuela en su celda y duerme con él, es este libro del Gon­court Pas­cal Quig­nard, Las lágri­mas. Un relato poé­tico entre el mito y la his­to­ria pro­ta­go­ni­zado por Nit­hard y Hart­nid, nie­tos de Car­lo­magno, con­ce­bi­dos por su hija Berta y el conde Angil­berto, que luego será abad de Saint-Riquier y santo, artí­fice del esplen­dor cul­tu­ral de uno de los cen­tros del lla­mado rena­ci­miento caro­lin­gio. Los geme­los Nit­hard y Hart­nid, el uno eru­dito, el otro via­jero y gue­rrero, encar­nan dos mane­ras de estar en el mundo, dos des­ti­nos que se sepa­ran pero que ter­mi­nan tejiendo el ger­men de una civi­li­za­ción. Un her­moso relato que invita a con­tem­plar la his­to­ria euro­pea desde la belleza del mito y la poesía.

978841667799

LAS LÁGRIMAS
Pas­cal Quig­nard
Sexto Piso