#LEERsinprisa entre mujeres

IMG_20160307_144006

Tan esti­mu­lante resultó la velada lite­ra­ria en el pro­grama “Pre­fe­ri­ría No Hacerlo” de Ara­gón Radio de la que par­ti­ci­pa­mos ayer por cor­te­sía de Ser­gio del Molino e Iguá­zel Elhom­bre, que hoy con­ti­nua­mos cele­brando esa deli­cada incli­na­ción hacia lo feme­nino de nues­tro mimado número de marzo. Con una edi­ción sor­presa de #LEER­sin­prisa, ini­cia­mos la con­me­mo­ra­ción del que hemos bau­ti­zado en la casa como el Día de la Mujer Escri­tora, una jor­nada que cul­mi­nará en Espa­cio LEER esta tarde con una con­vo­ca­to­ria muy espe­cial.

¡Al ata­que, las chi­cas al poder!

M: Aguar­da­mos ilu­sio­na­dos la lle­gada de Paz Martín-Pozuelo, motor del colo­quio en torno las his­to­rias de El más her­moso de los mila­gros y otros cuen­tos de muje­res (Playa de Ákaba), “un libro lleno de muje­res que sufren, que tiem­blan, que aguar­dan, que sue­ñan, que pasean jun­tas, que viven, sin tiempo para la tris­teza”. En el sofá rojo, a las 19 horas, la autora con­ver­sará con la edi­tora, y tam­bién poeta, Noemí Tru­ji­llo, y las escri­to­ras Lea Vélez y Car­men Arche. Un encuen­tro de ellas, con ellas y por ellas. Para hablar de lo feme­nino en la escri­tura y de la escri­tura en feme­nino, “de la sen­si­bi­li­dad de hacer grande lo pequeño y de cómo escri­bir puede, lite­ral­mente, sal­varte la vida”. De la con­di­ción de escri­tora, aquí y ahora.

B: No sé si por casua­li­dad, estos días han apa­re­cido un buen puñado de estu­pen­dos libros escri­tos por muje­res. Con tra­duc­ción de Jon Bil­bao y post­fa­cio –en reali­dad un pró­logo que va al final– de Rodrigo Fre­sán, Impe­di­menta nos brinda una nueva joya iné­dita hasta ahora en cas­te­llano de Iris Mur­doch, la autora bri­tá­nica enco­miada sobre todos sus con­tem­po­rá­neos por Harold Bloom. El libro y la her­man­dad se publicó ori­gi­nal­mente en 1987 y fue fina­lista del pre­mio Boo­ker. La reunión, una noche de verano, de un grupo de anti­guos alum­nos de Oxford her­ma­na­dos hace años en torno al patro­ci­nio del libro de uno de ellos implo­siona de manera impre­vista e impre­vi­si­ble. Ahí queda eso.

M: Jefe, recojo el guante mien­tras sigo como buena anfi­triona con los pre­pa­ra­ti­vos de esta tarde que juga­mos en casa. Por­que no pode­mos dejar de reco­men­dar las publi­ca­cio­nes de este par de invi­ta­das: Suzanne (Tur­pial), pri­mera novela de Noemí Tru­ji­llo; y la inol­vi­da­ble El jar­dín de la memo­ria (Gala­xia Guten­berg) de Lea Vélez.

B: Carol, la pre­ciosa y pre­cio­sista pelí­cula de Todd Hay­nes, ha puesto a huevo la última reedi­ción de la homó­nima novela de Patri­cia Highs­mith, la única de amor de su autora, que la publicó con seu­dó­nimo y otro título en 1952. Cuando la escri­bió, recién ter­mi­nada Extra­ños en un tren, Highs­mith tra­ba­jaba en la sec­ción de jugue­tes de unos gran­des alma­ce­nes. La visión res­plan­de­ciente de una clienta rubia envuelta en un abrigo de visón le ins­piró la his­to­ria del hete­ro­doxo romance de The­rese y Carol, que ahora han cobrado vida gra­cias a las pro­di­gio­sas inter­pre­ta­cio­nes de Roo­ney Mara y Cate Blan­chett. Siguiendo en Anagrama no me resisto a men­cio­nar un último Pre­mio Herralde con nom­bre de mujer, Marta Sanz y su Farán­dula, pro­ta­go­nista de una de las entre­vis­tas del número de marzo de LEER; y la recu­pe­ra­ción de Dúo de Colette con pró­logo de Milena Bus­quets.

M: Añado Se busca mujer per­fecta (Reser­voir Books). No puedo resis­tirme a una de sus fra­ses de pre­sen­ta­ción: «No sé si existe la mujer per­fecta. Pero sí sé lo que es un amor per­fecto». Tiene toda la pinta de ser uno de mis esco­gi­dos y cono­ci­dos guilty plea­su­res, pro­ta­go­ni­zado por la artista visual y fotó­grafa Émi­li­enne, quien ronda los cua­renta años, y cuyo nuevo pro­yecto con­siste en foto­gra­fiar muje­res per­fec­tas con la aspi­ra­ción de ganar un pres­ti­gioso con­curso en Arles. Rea­li­zará un peri­plo a la caza de la per­fec­ción feme­nina que comen­zará por el retrato de su vecina Julie, y la con­du­cirá por Fran­cia e Ita­lia donde no sólo se enfren­tará a dife­ren­tes visio­nes y ver­sio­nes de la mujer moderna, sino que tam­bién ten­drá que hace frente a un amor ines­pe­rado y hui­dizo con el que se topará en el camino. Oh, sí, me ape­tece mucho leer este libro.

B: “En mi infan­cia siem­pre oía his­to­rias de muje­res, his­to­rias que nunca vi en los libros”. Lo dice Svetlana Ale­xié­vich y lo recoge Ali­cia Gon­zá­lez en el repor­taje sobre la pre­mio Nobel de Lite­ra­tura 2015 que publi­ca­mos en nues­tro muy feme­nino número de marzo de LEER. El galar­dón nos está ofre­ciendo una  pro­li­fe­ra­ción de tra­duc­cio­nes de su obra que com­pensa el vacío pre­vio. Si en las pági­nas de nues­tra revista Joa­quín Armada comenta El fin del “Homo sovie­ti­cus” edi­tado por Acan­ti­lado, nos acaba de lle­gar Los mucha­chos del zinc. voces sovié­ti­cas de la gue­rra de Afga­nis­tán (Debate).

M: No podría fal­tar­nos este 8 de marzo De mar a mar, la corres­pon­den­cia (sesenta y siete car­tas, para ser exac­tos) entre Rosa Cha­cel y Ana María Moix tan bien edi­tada por la edi­to­rial Comba (edi­ción de Ana Rodrí­guez Fis­cher). Juan Bau­tista Durán nos contó en su visita a Espa­cio LEER que el epis­to­la­rio se dis­fruta como una novela en la que se funde una doble trama vital: de un lado, la his­to­ria de una joven de die­ci­ocho años, Ana María Moix, que tras leer Teresa decide escri­bir a su autora, con­ven­cida de que una con­ver­sa­ción atenta con ella «es de las que cam­bia, o mejor, da sen­tido a unas inquie­tu­des y las enca­mina»; del otro, el pen­sa­miento de una mujer exi­liada en Bra­sil, Rosa Cha­cel, que encuen­tra a una inter­lo­cu­tora lo sufi­cien­te­mente esti­mu­lante para hacerle tro­car su soli­lo­quio en diá­logo, a pesar del enorme océano que las separa.

B: De entre los muchos cen­te­na­rios lite­ra­rios de este año cabe des­ta­car el de Nata­lia Ginz­burg. Edi­tora, tra­duc­tora, crí­tica y escri­tora, fue cata­li­za­dor clave de la cul­tura ita­liana del XX. Lanza Lumen de una tacada tres obras, todas ellas pro­lo­ga­das por Elena Medel: Léxico fami­liar, que aun­que se pre­senta como novela es la his­to­ria de su pro­pia fami­lia, judía y anti­fas­cista, y del con­texto en el que se desen­vol­vió, un Turín con­vul­sio­nado entre los 30 y los 50; la que pasa por ser la mejor novela de Ginz­burg, Todos nues­tros aye­res, ver­sión nove­lada del ante­rior a jui­cio de Italo Cal­vino; y la colec­ción Las tareas de casa y otros ensa­yos. Oscar Tus­quets Blanca ha ilus­trado la cubierta de los tres libros, y pintó un cua­dro expre­sa­mente para Léxico fami­liar.

M: Final­mente deja­mos sobre la mesa este tema: «con el tér­mino Gene­ra­ción del 27 se conoce al que segu­ra­mente es el grupo de lite­ra­tos y artis­tas más influ­yen­tes y cono­ci­dos de la cul­tura espa­ñola. Su legado es amplia­mente cono­cido siem­pre y cuando hable­mos de ELLOS. ¿Pero qué sucede con ELLAS? ¿Es que acaso no había muje­res?» Nada más lejos de la reali­dad, nos dice este libro. Para dar­nos a cono­cer que «den­tro del Grupo del 27 exis­tie­ron, crea­ron y triun­fa­ron una gene­ra­ción de muje­res pin­to­ras, poe­tas, nove­lis­tas, ilus­tra­do­ras, escul­to­ras y pen­sa­do­ras, de inmenso talento que no sólo goza­ron en su tiempo de éxito nacio­nal e inter­na­cio­nal, sino que a tra­vés de su arte y acti­vismo desa­fia­ron y cam­bia­ron las nor­mas socia­les y cul­tu­ra­les de la España de los años 20 y 30″. Ahí es nada.

B: Y aca­ba­mos con un escri­tor. Hom­bre, se entiende: Mario Var­gas Llosa. Que como todo el mundo sabe acaba de publi­car una nueva novela que arranca con el ines­pe­rado encuen­tro eró­tico de Cha­bela y Marisa. Dos muje­res de la elite limeña que nos invi­tan desde las pri­me­ras pági­nas a la lec­tura de Cinco esqui­nas (Alfa­guara).  Una nueva opor­tu­ni­dad para refle­xio­nar sobre la cons­truc­ción de per­so­na­jes feme­ni­nos por escri­to­res varo­nes. Tema recu­rrente desde Bovary…

B&M #LEER­sin­prisa

Hay un comentario

Escribe una respuesta Clic para cancelar respuesta.

Responder a #LEERsinprisa entre mujeres (Leer) | Libréame Cancelar respuesta

resucitar

Adriana Hidalgo

Lucia Berlin

albert vuelve a casa

vervuert

navona

dracena

canalla

cazador de ratas

tan poca vida

el innombrable

club leteo