Revista leer
La potente voz gene­ra­cio­nal del dra­ma­turgo, actor y direc­tor tea­tral cana­rio JOSÉ PADILLA (foto: Ricardo Torres) vuelve a oírse en esta nueva tem­po­rada. Entre el 15 de octu­bre y el 23 de noviem­bre ‘HAZ CLIC AQUÍregresa al madri­leño Tea­tro María Gue­rrero mien­tras se ultima su puesta en escena rusa, pre­vista para noviem­bre. Ade­más, este mes SGAE edita en forma de libro otra de sus obras, “Los cua­tro de Düs­sel­dorf”. MAICA RIVERA ha con­ver­sado con él para LEER.
 
 

¿Hay nove­da­des en la pro­duc­ción de ‘Haz clic aquí’ a cargo del CDN? ¿Espera cam­bios en el per­fil del espectador?

Esta vez va a per­ma­ne­cer más tiempo en car­tel, un mes y medio (hasta el 23 noviem­bre). Al tra­tarse de un thri­ller con toques de come­dia y drama, no se ads­cribe a un público espe­cí­fico ahora como tam­poco lo hizo anteriormente.

Es sig­ni­fi­ca­tivo que usted, como autor y direc­tor, defina la obra como un ‘thri­ller’, un tér­mino muy actual… ¿Se reco­noce como ‘hijo de su tiempo’?

Sí, me con­si­dero hijo de mi tiempo, lo busco sin pudor. Soy un repre­sen­tante de mi gene­ra­ción, pero no estoy solo en la tarea, puedo citar nom­bres como los de Jordi Casa­no­vas, Alberto Cone­jero, Anto­nio Rojano, Irma Correa… Todos noso­tros, desde unas viven­cias ins­pi­ra­das por refe­ren­tes cul­tu­ra­les com­par­ti­dos, damos hoy nues­tra opi­nión sobre el mundo que nos rodea.

¿Cómo des­cri­bi­ría ese extra­ña­miento que pro­voca la esce­ni­fi­ca­ción de las redes socia­les, tan reve­la­do­ras de su pre­sente gene­ra­cio­nal, en ‘Haz clic aquí’?

Fue un efecto logrado mediante un pro­ceso natu­ral y plan­teado con el objeto de esti­mu­lar una nece­sa­ria refle­xión sobre la uti­li­za­ción de las redes socia­les y nues­tro papel como usua­rios de las mis­mas. ¿El ejer­ci­cio de la liber­tad en estos foros puede sus­ti­tuir a la acción de la jus­ti­cia? Haz clic aquí es una invi­ta­ción a pen­sar cómo una acción deter­mi­nada en este ámbito vir­tual puede des­en­ca­de­nar con­se­cuen­cias con­cre­tas sobre la vida coti­diana de las per­so­nas, sin per­der deta­lle de los con­flic­tos par­ti­cu­la­res y cru­za­dos que se pro­du­cen entre los per­so­na­jes para evi­tar redu­cir­los a meros bus­tos par­lan­tes de car­tón piedra.

José Padi­lla: Una acción deter­mi­nada en las redes socia­les puede des­en­ca­de­nar con­se­cuen­cias con­cre­tas sobre la vida coti­diana de las personas

A raíz de un deto­nante ins­pi­rado en una noti­cia real (un vídeo col­gado en Inter­net con una agre­sión de varios jóve­nes a otro), el con­cepto de “lo colec­tivo” en el texto adquiere una dimen­sión muy com­pleja. Desde la misma deci­sión de que los acto­res repre­sen­ten más de un papel…

Haz-clic-aqui-724x1024La repre­sen­ta­ción de “lo colec­tivo” era básica para enten­der el fenó­meno de las redes socia­les y el reto fue con­ver­tir a cinco acto­res en esa masa que pulula acti­va­mente por la Red y que, a la vez, no deja de estar for­mada por indi­vi­duos como cual­quiera de noso­tros. Todo esto favo­re­ció ese extra­ña­miento alu­dido, siem­pre lejos de lo acu­sa­to­rio por­que cada vez me siento menos ten­tado de alec­cio­nar, por moti­vos emi­nen­te­mente prác­ti­cos: es algo que no fun­ciona dramáticamente.

Mien­tras ‘Haz clic aquí’ retorna al María Gue­rrero, usted diri­girá su ver­sión en ruso con for­mato de semi­mon­taje en el Tea­tro del Arte de Moscú (pro­grama ‘Por pri­mera vez en ruso’, entre noviem­bre y febrero). ¿Qué expec­ta­ti­vas le plan­tea esta oportunidad?     

Com­par­tir y apren­der mucho de la tra­di­ción inter­pre­ta­tiva rusa. Lo cierto es que Haz clic aquí está rea­li­zando un feliz reco­rrido; el año que viene tam­bién ten­drá lugar una lec­tura en Nueva York. Por otro lado, este mes de octu­bre se edita Los cua­tro de Düs­sel­dorf (SGAE), un acon­te­ci­miento que me ale­gra mucho por­que las tres últi­mas obras que he estre­nado han tenido publi­ca­ción en menos de un año. Esto es impor­tante por­que el tea­tro no sólo vive efí­me­ra­mente en los esce­na­rios, tam­bién debe leerse.

Para cerrar 2014, ¿cómo valora la coyun­tura tea­tral en España?

La situa­ción es trá­gica por­que los mode­los vigen­tes, de super­vi­ven­cia y ali­men­ta­dos sólo por el entu­siasmo per­so­nal de los que nos dedi­ca­mos a esto, tie­nen fecha de cadu­ci­dad. Se supone que a par­tir de enero se va a hacer la Ley de Mece­nazgo pero, per­dó­nenme mi escep­ti­cismo, yo no me lo creo. Mien­tras tanto, esta­mos per­diendo can­tera por­que cada vez hay menos foros donde desa­rro­llar los pri­me­ros pasos en la pro­fe­sión, y, en un futuro casi inme­diato, esto plan­teará una gran caren­cia para el país.

¿Y qué puede ade­lan­tar de su 2015?

Ya estoy tra­ba­jando con los acto­res en una ver­sión libre La Isla Púr­pura de Mijaíl Bul­gá­kov, cuyo estreno lle­gará a fina­les del año que viene.

MAICA RIVERA

Maquetación 1Una ver­sión de esta entre­vista ha sido publi­cada en el número de octu­bre de 2014, 256, de la Revista LEER (cóm­prala en quios­cos y libre­rías selec­cio­na­das, o mejor aún, sus­crí­bete).