Revista leer

Tiene razón Susana Carral, tra­duc­tora (buena) y autora del pre­fa­cio del libro objeto de este comen­ta­rio cuando dice que John Gals­worthy, autor pre­te­rido por el per­so­nal high-brow ante los escri­to­res del grupo Blooms­bury, entre otras cosas por el éxito tele­vi­sivo de La saga de los Forsyte, ha ter­mi­nado impo­nién­dose por el pode­río de su rea­lismo, vic­to­riano en un prin­ci­pio, hoy ya des­po­jado de cual­quier eti­queta que no sea su cali­dad intrín­seca. La que ate­sora este tomo, en edi­ción cui­da­do­sí­sima de Reino de Cor­de­lia (con retrato de Joa­quín Soro­lla en la sobre­cu­bierta), que nos habla de la rela­ción matri­mo­nial de Fleur Forsyte y Michael Mont, miem­bro de la Cámara de los Comu­nes tras haber dejado su tra­bajo como edi­tor. Una novela casi cos­tum­brista si no fuera por­que Gals­worthy, Pre­mio Nobel de Lite­ra­tura en 1932, impregna su pluma de pene­tra­ción socio­ló­gica sin dejar de mano ese rea­lismo docu­men­ta­dí­simo que es marca de la casa y sello de la Ingla­te­rra del período de entre­gue­rras. Acom­paña La cuchara de plata una nove­lita de tran­si­ción, Un cor­tejo silen­cioso, escrita entre aque­lla y su pre­de­ce­sora, El mono blanco, que nos cuenta cómo y cuándo fue el pri­mer amor de Fleur Forsyte, todo un carác­ter. Una entrega, pues, pura delicatessen.

VICENTE ARAGUAS

La cuchara de plataLA CUCHARA DE PLATA
John Gals­worthy
Reino de Cor­de­lia. Madrid, 2014
480 pági­nas. 25,95 euros
 
 
Una ver­sión de esta reseña ha sido publi­cada en el número de septiem­bre de 2014, 255, de la Revista LEER (cóm­pralo en tu quiosco y en libre­rías selec­cio­na­das, o mejor aún, sus­crí­bete)
 

Para saber más: