De la desolación a la alegría

Siendo como es “El Kadish de los Huér­fa­nos” la ora­ción judía para los muer­tos no es difí­cil enten­der que Allen Gins­berg, pro­ce­den­cia tan hebrea como la de su con­mi­li­tón y, dicen, amor pla­tó­nico Bob Dylan, quiso plan­tear en base a seme­jante título una ele­gía. Un poema mor­tuo­rio para su madre, Naomi, mujer pro­gre­sista en tiem­pos revuel­tos, muerta en 1956, entre los fan­tas­mas de un cere­bro tan defi­ni­ti­va­mente tor­tu­rado. De ahí el arran­que de este libro sober­bio, entre la bata­lla y la lírica, la épica y el cora­zón amor­ti­guado, para muchos supe­rior, aun­que no tan céle­bre, que Aullido. Tra­du­cido al cas­te­llano, en ver­sión muy fia­ble, por Rodrigo Ola­va­rría, en él están los ver­sícu­los arre­ba­ta­dos que Gins­berg aplicó a la madre de regreso impo­si­ble, pero tam­bién “otros poe­mas”, entre los que se hallan joyas de la poe­sía uni­ver­sal como “A Lind­say”, home­naje a Vachel Lind­say. Un regalo, este libro, para quie­nes amen los ver­sos sin ata­du­ras, deu­do­res de Whit­man y Rim­baud, del LSD y la dexe­drina. Ver­sos para salu­dar locu­ras que sue­nan a ora­ción ele­gíaca pero tam­bién a la hila­ri­dad del gas de la risa. Un poco de todo, pues, desde la desola­ción a la alegría.

ALICIA GONZÁLEZ

Maquetación 1KADDISH
Allen Gins­berg
Anagrama. Bar­ce­lona, 2014
208 pági­nas. 17, 90 €

 

 

 

 

Una ver­sión de esta reseña ha sido publi­cada en el número de sep­tiem­bre de 2014, 255, de la Revista LEER (cóm­pralo en tu quiosco y en libre­rías selec­cio­na­das, o mejor aún, sus­crí­bete).

Para saber más:

Anímate a comentar.

el milagro original del leer

resucitar

Adriana Hidalgo

Lucia Berlin

vervuert

navona

dracena

canalla

cazador de ratas

tan poca vida

el innombrable

club leteo