La revolución de las dos ruedas

¿Es la bici­cleta una moda o la solu­ción de futuro para la movi­li­dad en las ciu­da­des? De unos años a esta parte ha aumen­tado expo­nen­cial­mente el número de per­so­nas que la usan como medio de trans­porte en nume­ro­sas loca­li­da­des espa­ño­las, pero son muchos los que toda­vía con­si­de­ran que es una forma excén­trica o mar­gi­nal de moverse. El autor de Bicio­sos (Debate), el perio­dista y acti­vista cul­tu­ral madri­leño Pedro Bravo, lo tiene claro: las bici­cle­tas han lle­gado para que­darse y no son sólo una herra­mienta para des­pla­zarse de forma efec­tiva, como se demues­tra en paí­ses con cul­tura ciclista más con­so­li­dada,  sino tam­bién una fuente de salud y felicidad.

715VLfHDfjL._SL1500_Pedro Bravo escribe de forma amena y per­so­nal sobre sus expe­rien­cias en bici. El libro puede verse como una guía prác­tica para apren­der a moverse sobre dos rue­das, aun­que es tam­bién una refle­xión sobre una socie­dad que está evo­lu­cio­nando y donde cada vez es más pal­pa­ble la nece­si­dad de muchas per­so­nas de encon­trar otros modos de vivir y rela­cio­narse den­tro del aje­treado mundo urbano. «Es un libro que trata de por qué van en bici todos aque­llos que lo hacen, que cada vez somos más. Y tam­bién de por qué debe­ría ir aún más gente. Por­que aun­que nos cueste admi­tirlo desde lo alto de nues­tro pro­greso, las socie­da­des occi­den­ta­les están en un pro­ceso de cam­bio con con­se­cuen­cias de todo tipo», escribe el autor.

Según él, en un mundo que cada día vive una revo­lu­ción tec­no­ló­gica nueva y que demues­tra tener un ape­tito voraz por inven­tar cosas nue­vas y olvi­dar­las rápi­da­mente des­pués, el vehículo de moda es uno que ya triunfó hace más de 100 años y que, desde enton­ces, ha evo­lu­cio­nado poco. Una solu­ción mecá­nica tan sim­ple como inge­niosa que es efi­caz desde todos los pun­tos de vista. «No es habi­tual que vol­va­mos a una idea que ya tuvi­mos y la reco­noz­ca­mos como buena. Pero es lo que está pasando con la bici­cleta», afirma Bravo, quien recuerda que en de 2007 se implantó en Bar­ce­lona el Bicing, uno de los ser­vi­cios muni­ci­pa­les de trans­porte en bici­cleta pio­ne­ros en Europa. Desde enton­ces han sur­gido ser­vi­cios públi­cos de alqui­ler en otras ciu­da­des como Sevi­lla, Zara­goza, San Sebas­tián, San­tan­der, Bil­bao, Cór­doba, Gijón, La Coruña o Valencia.

Con ser­vi­cios de ese tipo y apo­ya­dos en la crea­ción de carri­les bici y zonas de trá­fico mixto, muchos ciu­da­da­nos se han pasado a la bici­cleta como medio de trans­porte urbano. Para Pedro Bravo, el balance posi­tivo arroja ciu­da­des más lim­pias, menos trá­fico y una pobla­ción más activa, aun­que no todo es de color de rosa. Han sur­gido pro­ble­mas para com­par­tir el espa­cio entre pea­to­nes y ciclis­tas y entre vehícu­los a motor y bici­cle­tas. En cual­quier caso, para el autor está claro que la bici­cleta lleva camino de ser el trans­porte urbano del XXI.

PEDRO CÁCERES

Este artículo ha sido publi­cado ori­gi­nal­mente en el número de junio de LEER (cóm­pralo en tu quiosco, en el Quiosco Cul­tu­ral de ARCE o mejor aún, sus­crí­bete).

Anímate a comentar.

el milagro original del leer

resucitar

Adriana Hidalgo

Lucia Berlin

vervuert

navona

dracena

canalla

cazador de ratas

tan poca vida

el innombrable