#leer253: Cultura Gay

pymrecweb

Hace algo más de diez años, en sep­tiem­bre de 2003, LEER dedi­caba su por­tada a la lite­ra­tura gay, o a lo gay y la lite­ra­tura (por­que ya lo dejaba dicho enton­ces Álvaro Pombo: “No hay una lite­ra­tura homo­se­xual, ni dife­rente, ni nada de eso”, sino lite­ra­tura escrita por homo­se­xua­les), así como a las múl­ti­ples apro­xi­ma­cio­nes teó­ri­cas a la homo­se­xua­li­dad. Un número de refe­ren­cia que toda­vía hoy per­ma­nece vigente. Mucho ha suce­dido desde enton­ces en torno a la situa­ción social de los indi­vi­duos y colec­ti­vos homo­se­xua­les, con el momento este­lar de la apro­ba­ción del matri­mo­nio gay en España en julio de 2005.

En nues­tro número del mes de junio, el 253 de LEER, y coin­ci­diendo con el Día del Orgu­llo Gay que se cele­bra en todo el mundo el día 28, ofre­ce­mos sin ánimo exhaus­tivo una colec­ción de mate­ria­les rela­cio­na­dos con la cul­tura LGTB, siglas que desig­nan ese colec­tivo hete­ro­gé­neo for­mado por les­bian­das, gays, per­so­nas trans­gé­nero y bisexuales.

El soció­logo Javier Sáez del Álamo, autor de Teo­ría Queer y Psi­coa­ná­li­sis y refe­ren­cia nacio­nal en la mate­ria, traza un estado de la cues­tión de los movi­mien­tos y el ensayo queer en nues­tro país. Las pri­me­ras evo­lu­cio­nes del mismo en la liber­ta­ria Bar­ce­lona de los 70 las vivió de pri­mera mano Fede­rico Jimé­nez Losan­tos. En 1978 entre­vistó para El viejo topo a Alberto Car­dín (1948–1992), uno de los prin­ci­pa­les ensa­yis­tas y acti­vis­tas gay espa­ño­les, y a Biel Mes­quida. Aquel texto pio­nero, titu­lado Lite­ra­tura y cul­tura gay, tuvo una enorme reper­cu­sión que Losan­tos recuerda ahora para LEER.

Agustín-Gómez-Arcos

Agus­tín Gómez Arcos.

Desde Nueva York, 45 años des­pués de la revuelta del Sto­ne­wall Inn que fija el punto de par­tida y la fecha con­me­mo­ra­tiva del Orgu­llo Gay, Julio Val­deón Blanco alerta de cierta mar­gi­na­ción cul­tu­ral y edi­to­rial de los escri­to­res homo­se­xua­les, en para­dó­jica coin­ci­den­cia con la abso­luta nor­ma­li­za­ción social. Julio ha estado en Pro­vin­ce­town, la muy homo y eli­tista ciu­dad vaca­cio­nal de Mas­sa­chu­setts donde con­vi­ven la nación puri­tana de los Padres Fun­da­do­res y la libé­rrima de la ban­dera arcoí­ris, y ha con­ver­sado con Sarah Schul­man, legen­da­ria acti­vista de ACT UP, “la orga­ni­za­ción que vol­teó la con­cien­cia de Amé­rica cuando el sida era jinete del Apocalipsis”.

Asi­mismo, Óscar Caba­llero dedica su Carta desde París a uno de los últi­mos fenó­me­nos edi­to­ria­les en Fran­cia. El joven Édouard Louis, 21 años, ha des­ta­pado la homo­fo­bia latente en la Fran­cia pro­funda con su novela En finir avec Eddy Belle­gueule –algo así como Ter­mi­ne­mos con Eduar­dito Bonito de Cara–, “la his­to­ria de un crío de pue­blo cuyos moda­les afe­mi­na­dos lo con­vier­ten en des­ti­na­ta­rio de bur­las y humillaciones”.

Al Par­naso fran­cés per­te­nece otro autor homo­se­xual, dos veces fina­lista del Gon­court, pero espa­ñol de Enix, Alme­ría. Fer­nando Pal­mero recuerda a uno de nues­tros auto­res olvi­da­dos más suge­ren­tes, Agus­tín Gómez Arcos, autor de una narra­tiva incó­moda, llena de ren­cor, de odio… y de por­no­gra­fía homo­se­xual. Su obra, gran parte de ella escrita en fran­cés, ha sido tra­du­cida y exqui­si­ta­mente edi­tada gra­cias a Caba­ret Vol­taire (María Repú­blica es su último título).

Ada del Moral glosa dos figu­ras de su pre­di­lec­ción, dis­tan­tes en el tiempo y en su arte pero uni­das por su patria común, Esta­dos Uni­dos, y la hete­ro­do­xia sexual: la fas­ci­nante Poppy Z. BriteEl arte más íntimo, Mon­da­dori–, que en 2010 comenzó un pro­grama de reasig­na­ción de sexo para con­ver­tirse en Billy Mar­tín… y dejar de escri­bir; y el gran Walt Whit­man, “el bardo que superó la métrica, el padre del verso libre, el patriarca de hip­pies y nudis­tas, el devoto del hom­bre y la mujer, el sumo sacer­dote de la liber­tad y el hedonismo”.

OscarWilde

Oscar Wilde, genial­mente inter­pre­tado por David Pintor.

De nuevo Ada traza sem­blanza del “santo de las mari­qui­tas malas”, Lord Alfred Dou­glas, fáu­nulo fatal, camino de per­di­ción de Oscar Wilde, a quien Víc­tor Már­quez Revi­riego somete a su magis­tral Autén­tica Entre­vista Falsa de este mes. “Soy un griego nacido a des­tiempo”, cuenta Wilde a Víc­tor en el Hotel d’Alsace de París. “Eso que los bienpen­san­tes lla­man vicio, lo tuvie­ron como yo Ale­jan­dro y César, Sha­kes­peare y Miguel Ángel”.

Otra de las sec­cio­nes habi­tua­les de LEER, Las Biblio­te­cas Fan­tás­ti­cas, tam­bién se ajusta a nues­tra cover visi­tando a Luis Anto­nio de Villena, poeta, nove­lista, ensa­yista, crí­tico y tra­duc­tor, autor de una larga obra que se inau­guró con el poe­ma­rio Sublime Sola­rium, que ahora reedita Libros del Aire. Villena repasa la lite­ra­tura de temá­tica homo­se­xual y algu­nas que­ren­cias per­so­na­les –“Gil-Albert ha sido uno de nues­tros gran­des escri­to­res homo­se­xua­les”–, y clama con­tra el estado actual de nues­tra cul­tura –“el país de Cer­van­tes tiene sin embargo un público abyecto de fut­bo­le­ros ordi­na­rios que no han visto en su vida un libro ni por el forro”–.

Otra biblio­teca, esta cier­ta­mente  poco con­ven­cio­nal, en este número de LEER: la de Luis Vene­gas. Una de las per­so­na­li­da­des más esti­mu­lan­tes del mundo de la edi­ción visual, reco­no­cido mun­dial­mente con su Candy, “the first trans­ver­sal style maga­zine”, home­naje a esa irre­sis­ti­ble y uni­ver­sal pul­sión de ves­tir­nos de lo que no somos o de lo que nos gus­ta­ría ser. Con Vene­gas habla­mos de su tra­bajo y de sus muchas y volu­mi­no­sas lec­tu­ras, de los clá­si­cos grie­gos a los rusos pasando por Dickens y Gal­dós.

Maquetación 1Y hablando de cul­tura visual (aparte del mag­ní­fico repor­taje de Ana Merino sobre cómic under­ground LGTB), nues­tra por­tada por delante, fir­mada por Paco y Manolo, pareja de fotó­gra­fos bar­ce­lo­ne­ses refe­ren­cia del homo­ero­tismo, que han con­se­guido crear su pro­pia marca a tra­vés de los natu­ra­lis­tas des­nu­dos mas­cu­li­nos que publi­can espe­cial­mente en su fan­zine Kink, que acaba de alcan­zar su vigé­sima entrega. Con ellos hemos tra­ba­jado estado y char­lado; y ya son amigos.

Son algu­nos de los temas de este orgu­lloso número de LEER, que en breve estará en quios­cos, libre­rías (bus­cad­nos en la Ber­kana de Mili Her­nán­dez, adonde nos acer­ca­mos con Eduardo Men­di­cutti en la nueva sec­ción de LEER, El Escri­tor y su Librero) y en el Quiosco Cul­tu­ral de ARCE (tam­bién pue­des sus­cri­birte), y que a lo largo del mes cre­cerá con con­te­ni­dos extra en nues­tra web.

Hay 9 comentarios

Escribe una respuesta

el milagro original del leer

resucitar

Adriana Hidalgo

Lucia Berlin

vervuert

navona

dracena

canalla

cazador de ratas

tan poca vida

el innombrable