Revista leer

¿Hay alter­na­ti­vas a pala­bras como app o tweet en espa­ñol? ¿Las capi­llas ardien­tes se cele­bran y tie­nen lugar o solo se abren? ¿Los naci­dos en Mala­sia son mala­yos o mala­sios? ¿Qué quie­ren decir exac­ta­mente en Vene­zuela cuando hablan de una “gua­rimba”? La Fun­da­ción del Espa­ñol Urgente, Fun­déu BBVA, resuelve a dia­rio este tipo de dudas lin­güís­ti­cas. Nacida hace ocho años como fruto de un acuerdo entre la Agen­cia Efe y BBVA, esta ins­ti­tu­ción sin ánimo de lucro tiene como prin­ci­pal obje­tivo impul­sar el buen uso del espa­ñol en los medios de comunicación.

En la actua­li­dad su cer­ca­nía y buen hacer en las redes socia­les se refleja en casi 180.000 segui­do­res en Twit­ter y más de 30.000 en Face­book. Para faci­li­tar aún más las con­sul­tas @Fundeu acaba de lan­zar una apli­ca­ción para acce­der a su base de datos desde dis­po­si­ti­vos móvi­les: en total 5.000 publi­ca­cio­nes, entre sus 2.000 reco­men­da­cio­nes y 3.000 res­pues­tas a dudas frecuentes.

La #Fun­déuA­pli (en la tienda de Goo­gle Play Fun­déu BBVA), pre­sen­tada ayer en el el CIBBVA de Madrid, es gra­tuita, está dis­po­ni­ble para dis­po­si­ti­vos con sis­tema ope­ra­tivo Android e IOS, ocu­pando en ambos casos 6’59 MB, y pró­xi­ma­mente tam­bién se podrá des­car­gar en Win­dows Mobile.

El periodista Alfredo Menéndez, Mario Tascón y Mario Basterrechea, durante la presentación de la 'Apli' de Fundéu BBVA ayer en Madrid.
El perio­dista Alfredo Menén­dez, Mario Tas­cón y Eduardo Bas­te­rre­chea, durante la pre­sen­ta­ción de la “Apli” de Fun­déu BBVA ayer en Madrid.

La apli­ca­ción de Fun­déu –y ellos pre­fie­ren la abre­via­tura “apli” en vez de “app”– per­mite ade­más de nave­gar en una amplia base de datos rea­li­zar con­sul­tas nue­vas y direc­tas al equipo de lin­güis­tas de la Fun­da­ción a tra­vés del telé­fono, Twit­ter, Face­book o correo elec­tró­nico, con un solo clic, sin obli­gar a los usua­rios a darse de alta ni regis­trar sus datos (sólo en el caso de la con­sulta por email hay que dar un correo, pero no se queda gra­bado ni se da de alta un usua­rio como tal). Durante su desa­rro­llo los res­pon­sa­bles de la apli­ca­ción tam­bién han pen­sado en los deno­mi­na­dos “usua­rios pasi­vos”, aque­llos que no vayan a rea­li­zar con­sul­tas pero que deseen reci­bir en su móvil o tableta aler­tas con las reco­men­da­cio­nes lin­güís­ti­cas de Fun­déu, pudién­dose esco­ger por cate­go­rías, y silen­ciar dichas aler­tas cuando se pre­fiera dejar de seguir­las. Ni son spam ni inva­si­vos. La usa­bi­li­dad y el punto de vista de los usua­rios, con el man­tra de “sim­pli­ci­dad, sim­pli­ci­dad, y sim­pli­ci­dad”, han guiado en todo momento la crea­ción de la app, ejem, “apli”.

El artí­fice de la #Fun­deuA­pli es el equipo de Molino de Ideas (@MolinodeIdeas), capi­ta­neado por Eduardo Bas­te­rre­chea (@ebaste), una empresa espe­cia­li­zada en pro­ce­sa­miento del len­guaje natu­ral que al desa­rro­llar esta estu­penda herra­mienta no ha que­rido dejar de pen­sar en su aspecto más lúdico, creando una sec­ción espe­cial para alo­jar una diver­tida gale­ría de imá­ge­nes donde cual­quier per­sona puede subir y com­par­tir fotos con gaza­pos, erra­tas y curio­si­da­des lin­güís­ti­cas, como por ejem­plo esta fabada “australiana”:

fabada

 

Ahora que “el móvil se ha con­ver­tido en la navaja suiza de los perio­dis­tas”, según Mario Tas­cón,  Socio direc­tor de Pro­di­gioso Vol­cán y miem­bro del Con­sejo ase­sor de la Fun­déu, esta apli­ca­ción lo trans­forma ade­más en un prác­tico dic­cio­na­rio de bol­si­llo donde “con­sul­tar las dudas lin­güís­ti­cas fre­cuen­tes” según se pre­sen­ten para rema­tar el tra­bajo con seguridad.

Los telé­fo­nos móvi­les inte­li­gen­tes son una fuente de pres­ta­cio­nes y cono­ci­mien­tos de la que no pode­mos ni que­re­mos pres­cin­dir, y que perio­dis­tas vete­ra­nos como Tas­cón apre­cian en toda su mag­ni­tud al reme­mo­rar, durante la pre­sen­ta­ción de #Fun­déuA­pli, cómo y en qué con­di­cio­nes tuvo por ejem­plo que cubrir hace 25 años la masa­cre de Puerto Hurraco, arro­pado úni­ca­mente por la com­pa­ñía de otro com­pa­ñero de tra­bajo, Gus­tavo Cata­lán Deus, con el que tuvo que bus­carse la vida para retrans­mi­tir la cró­nica de lo acon­te­cido de manera casi arte­sa­nal. Lo que hubie­ran dado por un móvil para hacer y enviar las fotos al ins­tante… El perio­dismo es una de las pro­fe­sio­nes que ha dado un giro radi­cal con el acceso al cono­ci­miento en tiempo real que ofre­cen los dis­po­si­ti­vos móvi­les. Ya no hay excu­sas para no solu­cio­nar posi­bles erra­tas a tiempo.

Durante la pre­sen­ta­ción se fue­ron enu­me­rando las ven­ta­jas de dis­po­ner de una apli­ca­ción con las pres­ta­cio­nes que ofrece Fun­déu, desde cer­cio­rarse del empleo ade­cuado de los gen­ti­li­cios, que tanto nos trae de cabeza en nues­tras char­las sobre actua­li­dad inter­na­cio­nal, a mati­ces más impor­tan­tes. Desde LEER no duda­mos en seña­lar que tener a mano, y en el bol­si­llo, todo el cono­ci­miento lin­güís­tico de la Fun­déu BBVA sin duda es una ven­taja para los aman­tes del espa­ñol y de su correc­ción. Noso­tros ya nos hemos des­car­gado su aplicación.

GEMMA RAQUEL GARCÍA (@gemmaraquel)